19 de enero de 2021 | Actualizado 20:05

La Generalitat aspira a posicionar Sant Carles de la Ràpita como el primer green port de Catalunya

Se construirá un edificio para acoger la base náutica que será energéticamente autosuficiente en 2021, entre otras actuaciones
Damià Calvet y Joan Pere Gómez, entre otras autoridades, en la cubierta de la lonja de pescado de Sant Carles de la Ràpita | Ports de la de Catalunya

Ports de la Generalitat se ha propuesto transformar el puerto de Sant Carles de la Ràpita (Tarragona) en el primer green port del territorio catalán, con el horizonte puesto en la autosuficiencia energética, la innovación portuaria y la integración puerto-ciudad. Así lo ha explicado el consejero de Territori i Sostenibilitat, Damià Calvet, con motivo de una visita a la cubierta de la lonja de pescado de este puerto junto al director general de Ports de la Generalitat, Joan Pere Gómez. La instalación de placas fotovoltaicas en la lonja ha supuesto una inversión de 130.000 euros y una diminución del 20% en la factura energética anual, así como un ahorro de 52 toneladas de CO2 al año.

Se prevé habilitar más placas fotovoltaicas y también se ha concebido un proyecto de instalación de un aerogenerador en Sant Carles de la Ràpita. Se trata de objetivos que, según el Govern, van de la mano del impulso del sector portuario y la actividad económica dentro de un marco sostenible. En relación a ello, en 2021 se construirá un edificio para acoger la base náutica, desestacionalizar la actividad y promover la formación, que será energéticamente autosuficiente mediante energía solar. El proyecto constructivo, que será licitado próximamente, cuenta con una inversión de 900.000 euros.

130.000 euros

La instalación de placas fotovoltaicas en la lonja ha supuesto una inversión de 130.000 euros

Por otra parte, Calvet ha mencionado otro proyecto, en este caso de ámbito europeo. Mediante Psamides, el puerto realizará una prueba piloto con tecnología de monitorización mediante el análisis de imágenes de la bocana y de los puntos de amarre de los barcos, del cual podrá extraer datos, por ejemplo, para mejorar el espacio portuario. Asimismo, se prevé una prueba piloto para colocar pavimento solar en el paseo marítimo. El consejero de Territori ha destacado que el puerto de la Ràpita es uno de los principales de Catalunya “en todos los usos”: el pesquero, con la lonja que más vende del territorio; en la náutica deportiva, con 1.800 amarres, el mayor número entre Castellón y Tarragona; y también en referencia a los usos industriales.

El puerto de Sant Carles de la Ràpita ya cuenta, además de con placas fotovoltaicas, con un punto de recarga para vehículos eléctricos, iluminaria LED y torretas de suministro de servicios con sistemas para ahorrar recursos energéticos. Por otra parte, en la sede portuaria de la zona Sur de Ports de la Generalitat se han instalado placas fotovoltaicas en las oficinas que han permitido ahorrar 5 toneladas de CO2 al año. En el medio plazo, se continuará impulsando la energía fotovoltaica y se avanzará hacia la electrificación de los muelles de crucero y la innovación portuaria.

NUEVAS OBRAS EN EL PUERTO DE BLANES
Por otra parte, se han anunciado dos nuevas actuaciones de adecuación de la cubierta de la lonja y urbanización en el puerto de Blanes, que sumadas a las actuales suponen una inversión de 3,5 millones de euros en dos años. Las obras de emergencia que se llevan a cabo en la actualidad van destinadas a reforzar su dique de abrigo, que fue dañado a causa del temporal Gloria. Su objetivo es dar estabilidad a la tercera alineación del dique y seguridad a las actividades. Con una inversión de 2,4 millones de euros, se prevé que finalicen la primera quincena de marzo. “Las obras avanzan a buen ritmo y ya hemos colocado el 90% de escollera y el 80% de bloques de hormigón”, ha señalado Joan Pere Gómez.

Las actuaciones en el extremo del dique afectado ya han finalizado y, a finales de mes, se prevé acabar la colocación de bloques de hormigón en la parte exterior del dique. Asimismo, el próximo año se urbanizará la parte de ribera de la entrada del puerto hasta la zona de aparcamiento, así como el vial que acaba en el paseo marítimo, con un presupuesto previsto de 300.000 euros. Finalmente, en referencia a la lonja, se preparará un proyecto constructivo para el primer trimestre del año, que será después licitado y adjudicado. Para mejorar problemas en su cubierta relacionados con el aislamiento, grietas y goteras, se contará con un presupuesto de 800.000 euros, en unas obras que comenzarán en diciembre de 2021.