29 de julio de 2021 | Actualizado 11:45

La UE aprueba un paquete de ayudas para promover el cambio intermodal en Alemania

El plan alemán, dotado con 200 millones de euros, busca apoyar las conexiones ferroviarias de empresas con la red pública de transporte
Pixabay

La Comisión Europea ha aprobado un nuevo paquete de ayudas para promover el cambio intermodal de las mercancías de la carretera al ferrocarril en Alemania. Con un valor total de 200 millones de euros, la medida busca servir de apoyo a las empresas que opten por conectar sus instalaciones con la red pública ferroviaria. De esta forma, en línea los objetivos del Green Deal europeo, la iniciativa busca contribuir a la reducción de las congestiones en la carretera y a la generación de emisiones de CO2 derivadas.

En concreto, desde Bruselas han confirmado que el proyecto cuenta con un presupuesto anual de 40 millones de euros, aplicables en el periodo comprendido entre 2021 y 2025. La medida podrá brindar apoyo al desarrollo de la conectividad ferroviaria de compañías privadas, así como de otras infraestructuras relacionadas que promocionen el transporte ferroviario, como aquellas destinadas al transbordo de la mercancía.

Bajo el presente sistema, las empresas serán compensadas con hasta el 50% del coste de la infraestructura, y con hasta el 80% en la infraestructura de transbordo. “La Comisión ha decidido que la iniciativa es beneficiosa para el medio ambiente y para la movilidad, ya que apoya al transporte ferroviario, que es menos contaminante que por carretera, a la vez que decrece la congestión por carretera”, ha detallado el Ejecutivo comunitario en un comunicado. Asimismo, la Unión Europea (UE) ha destacado que la medida es “proporcional y necesaria para conseguir el objetivo perseguido” y que cumple con las normas de ayuda estatal de la UE.

Este paquete de ayudas para potenciar el ferrocarril en Alemania aprobado por Bruselas se suma al de 600 millones de euros al que también dio luz verde el Ejecutivo comunitario a finales de noviembre. En aquel caso, la Comisión Europea dio su beneplácito a un programa alemán de subvenciones directas para los operadores de transporte de mercancías por ferrocarril que operen en el segmento del vagón único.