26 de enero de 2021 | Actualizado 16:51

Euroports incorpora nuevos equipos para ganar eficiencia en su terminal de Tarragona

La compañía ha sumado dos balancines o spreaders para el movimiento de productos forestales y abre la puerta a nuevas inversiones
Euroports

La terminal de Euroports en el puerto de Tarragona ha incorporado recientemente dos balancines en sus instalaciones para productos forestales, ubicadas en el muelle de Cantabria. Asimismo, la compañía también ha abierto la puerta a nuevas inversiones “allá donde podamos ofrecer más valor añadido, ya sea en equipos o mejora de servicios, o en nuevas localizaciones que nos permitan reforzar nuestro liderazgo”. El grupo apuesta por crear una red de terminales “mucho más potente” en el Mediterráneo, con nuevos emplazamientos y servicios de valor añadido para estar en más etapas de las cadenas logísticas de los clientes y aportar valor tanto en origen como en destino.

En cuanto a la reciente inversión en equipos de descarga, se emplearán en su terminal multimodal para grandes volúmenes, con 30.000 metros cuadrados de almacenamiento cubierto especializado en carga general, una línea de atraque de 300 metros cuadrados y un calado de 16,5 metros. “Es el principal punto de entrada de pasta de papel a la Península, además de ser uno de los hubs más importantes para productos forestales en el Mediterráneo”, ha recalcado. En este sentido, la inversión responde a la voluntad de la empresa para “seguir siendo una de las mejores del Mediterráneo” y le permitirá aumentar la eficiencia hasta el 40% en algunos buques, al poder trabajar con más equipos de descarga.

Los dos balancines permiten aumentar hasta el 40% la eficiencia en la descarga de algunos buques

En concreto, el primer balancín o spreader tiene capacidad para 20 unidades por izada y es compatible tanto con las grúas de tierra como con la de los buques de las principales navieras que utilizan la terminal. Por otra parte, el segundo cuenta con una capacidad máxima de 12 unidades por izada, por lo que resulta adecuada para costeros de menor tamaño, y también permitirá a Euroports aumentar los rendimientos en buques con espacios pequeños de más difícil acceso.

UN SECTOR ESTABLE PESE AL CORONAVIRUS
En referencia a la afección del coronavirus, desde la compañía han recalcado que han continuado su actividad de forma ininterrumpida durante el año: “Hemos hecho todo lo posible para que, incluso en los momentos más difíciles, no se vieran afectados ninguno de nuestros servicios, conscientes de nuestro papel como servicio esencial en las cadenas de abastecimiento”. Por ello, desde el punto de vista técnico, las operativas han reforzado los protocolos de seguridad con el fin de proteger a empleados y colaboradores.

La compañía prevé una recuperación paulatina de la economía que permita reactivar las iniciativas de sus clientes

Cabe remarcar que, en el actual ejercicio, las industrias a las que Euroports sirve han sufrido impactos desiguales. Por ejemplo, mientras los tráficos de forestales experimentaron una “importante subida” durante los meses de febrero y marzo, se fueron regularizando según la situación se estabilizó. “En general, todos los sectores para los que trabajamos terminarán el año sin crecimiento, pero estables”, han señaldo desde Euroports.

Este escenario ha llevado a la compañía a prever, de cara a 2021, una recuperación paulatina del clima económico que permita reactivar las iniciativas de sus clientes. “Hemos apostado por Tarragona como motor en el Mediterráneo y la dirección de las terminales de Italia, Turquía y Sur de Francia se han centralizado en Tarragona con el objetivo de aumentar los tráficos entre terminales y fortalecer la relación con los clientes”, ha concluido.