27 de enero de 2021 | Actualizado 16:51

La ZAL del puerto de Barcelona finaliza una nave para Transmec de Bortoli

La plataforma, de 7.349 metros cuadrados, es fruto de un acuerdo suscrito entre la empresa logística y la sociedad gestora de la ZAL en 2019
Cilsa

La sociedad gestora de la Zona de Actividades Logísticas (ZAL) del puerto de Barcelona, Cilsa, ha entregado al operador logístico y de transporte Transmec de Bortoli una nave de 7.349 metros cuadrados en la parcela 34.1 del recinto, de 13.328 metros cuadrados. Las instalaciones incluyen 6.229 metros cuadrados para realizar las operativas y 1.120 metros cuadrados de oficinas, adaptados para el acceso a minusválidos. La nave, que es fruto de un acuerdo firmado entre ambas entidades en agosto de 2019, cuenta con la certificación LEED Gold y busca dar respuesta “a las necesidades de crecimiento que Transmec ha experimentado en los últimos años”, según Cilsa.

“Es una satisfacción que Transmec de Bortoli crezca con nosotros en la ZAL Port y nos haya seleccionado como su partner de infraestructuras logísticas en Barcelona”, ha comentado el director general de Cilsa, Alfonso Martínez. Por su parte, el director general de Transmec de Bortoli, Alberto Loeches, ha subrayado que “confiamos seguir creciendo en el territorio español en los próximos años, en los que prevemos que el crecimiento de nuestra compañía sea sostenido y muy significativo”. Tras esta adquisición, Transmec dispone de 20.000 metros cuadrados en España.

La parcela cuenta con 21 muelles de carga con puertas seccionales automáticas y abrigos exteriores

En concreto, la nave dispone de una altura libre de 11 metros en la zona de almacenaje, con una envolvente del edificio que se ha realizado mediante panel sándwich prefabricado aislado y cubierta deck construida ‘in situ’. La parcela también está dotada de 77 plazas de aparcamiento para vehículos ligeros, 32 de las cuales están reservados a la flota; dos plazas de aparcamiento para motocicletas y 21 muelles de carga con puertas seccionales automáticas y abrigos exteriores.

En cuanto a la iluminación se refiere, se han instalado luces LED, además de la iluminación natural, que supera el 5% de superficie libre de lucernarios. Asimismo, se han instalado placas fotovoltaicas en la cubierta que producirán energía para un autoconsumo pico de 14 kilovatios la hora. “La entrega de esta nueva nave se enmarca dentro de todos los proyectos de nueva construcción que estamos desarrollando en estos momentos y que suman una nueva superficie en la ZAL Port de más de 270.000 metros cuadrados logísticos”, ha añadido Cilsa. Sumando todos los desarrollos, la ZAL del puerto de Barcelona contará con más de 920.000 metros cuadrados construidos.