17 de enero de 2021 | Actualizado 9:26

Grimaldi recibe el segundo buque Ro-Ro híbrido para el servicio entre Barcelona y Valencia e Italia

La compañía tiene previsto incorporar a finales de mes otro nuevo buque de esta clase y un Pure Car & Truck Carrier para modernizar su flota
El buque se incorporará tras su llegada de China | Grimaldi Group

La naviera Grimaldi ha recibido el ‘Eco Barcelona’, el segundo de los buques Ro-Ro híbridos que se incorporará al servicio regular que conecta los puertos españoles de Barcelona y Valencia con los italianos de Livorno y Savona, tras la entrada en servicio del ‘Eco Valencia’ a mediados de noviembre. Además, tiene previsto incorporar a su flota a finales de mes al ‘Eco Livorno’, también para el transporte de carga rodada en el Mediterráneo, y al ‘Grande Texas’, el sexto de una serie de siete barcos Pure Car & Truck Carrier (PCTC), construido en el astillero chino Yangfan en Zhousan y que contribuirá a modernizar su flota y dotarla de una mayor sostenibilidad, ha subrayado la compañía.

La nueva unidad puede transportar 7.800 metros lineales de carga rodada, equivalente a 500 trailers

El ‘Eco Barcelona’, que navega con bandera italiana, es la segunda de las 12 unidades de la nueva clase Grimaldi Green 5th Generation (GG5G) y ha sido construido en el astillero chino Jinling en Nanjing. Es gemelo del ‘Eco Valencia’ y tiene una eslora de 238 metros, una manga de 34 metros, un tonelaje bruto de 67.311 toneladas y una velocidad de servicio de 20,8 nudos. Puede transportar 7.800 metros lineales de carga rodada, equivalente a 500 trailers aproximadamente, ha apuntado la naviera. En comparación con la clase anterior de buques Ro-Ro desplegados por Grimaldi en el transporte marítimo de corta distancia, la nueva unidad puede transportar el doble de carga manteniendo el mismo consumo de combustible y la misma velocidad.

Este nuevo buque consume combustibles fósiles durante la navegación y electricidad durante la escala en puerto, garantizando cero emisiones. La compañía ha señalado que en puerto, el barco utiliza la energía almacenada en las baterías de litio que se recargan durante la navegación gracias a sus generadores y 350 metros cuadrados de paneles solares. El buque también está equipado con un sistema de limpieza de gases de escape (scrubbers) para la reducción de emisiones de azufre y partículas.