29 de julio de 2021 | Actualizado 11:45

El puerto de Ferrol supera sus expectativas a pesar de la pandemia y la caída del carbón

La instalación portuaria ha cerrado el ejercicio con menos mercancías que el anterior, pero ha mitigado pérdidas con nuevos tráficos
Terminal de contenedores del puerto exterior de Ferrol | Autoridad Portuaria de Ferrol-San Cribao

La actividad del puerto de Ferrol-San Cibrao ha superado los 10 millones de toneladas en 2020, por lo que ha mejorado el 10,4% las expectativas de la autoridad portuaria, que situaba la previsión en algo más de nueve millones. A pesar de que la instalación portuaria comenzó el ejercicio 2020 con descensos, consiguió remontar en el segundo trimestre y amortiguar las pérdidas derivadas de la pandemia y del cierre de las centrales térmicas.

En concreto, el recinto batió sus récords de graneles líquidos movidos en un solo año, hasta alcanzar los 2,9 millones de toneladas. Este volumen supone el 27% más que en 2019 y el 10,2% más que la anterior marca absoluta, lograda en el 2011, debido, según el propio puerto, a las importaciones de gas natural licuado.

Ferrol también marcó máximos en tráfico de contenedores al aumentar el 50,7% los teus movidos. En el caso de las toneladas, el alza fue del 35,5%, al pasar de 95.405 a 129.237, una subida que la Actividad Portuaria de Ferrol-San Cibrao atañe a la “creciente actividad en la terminal de contenedores de Caneliñas”, la cual comenzó a funcionar en 2018 con una única línea regular y llegó a recibir seis servicios regulares a finales de 2020. El presidente de la institución, Indalecio Seijo, ha explicado que estas conexiones para contenedores han permitido “abrir realmente el abanico de productos importados y exportados en las instalaciones, un gran salto cualitativo que también lo será cualitativo”. 

“Esperamos que puedan fructificar nuevas líneas de negocio a lo largo de este ejercicio “
Indalecio Seijo Presidente de la Autoridad Portuaria de Ferrol-San Cibrao

Sin embargo, la crisis sanitaria y el fin de las importaciones de carbón han hecho mella en el puerto, lo que se ha traducido en una reducción del 10,3% en el movimiento total del acumulado anual. Desde la autoridad portuaria han explicado que, de haberse movido el mismo carbón que en 2018, se habría rozado, a finales del año pasado, los 14,8 millones de toneladas. 

Respecto a los materiales movidos en 2020 en el puerto de Ferrol-San Cibrao, lidera el ranking por toneladas la alúmina (que supera el millón de toneladas), seguido del fueloil (521.933), los aceites (301.598), la sosa cáustica (278.649), la madera (271.542), la chatarra (248.936), el biodiésel (212.056), el acero (155.842), el coque (80.752), la piedra y grava (72.495), el gasóleo (71.263), los aerogeneradores (50.089) y el papel (44.864). Destacan de entre estos el gasóleo, que ha pasado de cero a más de 71.000 toneladas en un año, así como el gas natural licuado, que ha avanzado 61,1 puntos porcentuales respecto al 2019.