28 de enero de 2021 | Actualizado 13:25

Las restricciones por el Covid-19 reducen la demanda en la campaña del frigo

Las limitaciones impuestas a la hostelería y la reducción del consumo interno debido a la crisis sanitaria han condicionado la temporada alta
E. M. / Adobe Stock

Los confinamientos perimetrales y las restricciones a la movilidad impuestas en España y el resto de países europeos como consecuencia de la pandemia del Covid-19 están afectando a la demanda del transporte frigorífico en su temporada alta. La evolución negativa de la cifra de contagios ha provocado una serie de limitaciones, sobre todo en el canal Horeca (hoteles, restaurantes y cafeterías), que ha tenido, según el operador logístico STEF, “un impacto importante en el consumo fuera del hogar que no se ve compensado por el de los hogares”. A todo ello, se ha sumado en las semanas anteriores a la Navidad, la incertidumbre del Brexit, antes de alcanzar un acuerdo, que ha provocado “un cierto acopio en esas semanas antes del 1 de enero”, ha destacado el operador.

En el caso del transporte marítimo, la Branch Manager de Transitex en Valencia, Sara Lima, ha destacado que durante esta temporada alta de la campaña del frigo “se ha producido un tráfico creciente de transporte de proteínas a China, que ha reducido el tráfico tradicional en contenedores refrigerados. Esto se debe a que la flota de contenedores reefer no ha crecido en proporción a los nuevos desafíos del mercado”. Lima ha apuntado que la falta de equipo y espacio “es la gran dificultad que hemos tenido que afrontar, así como la congestión global de los puertos, lo que ha provocado retrasos y serios problemas a importadores y exportadores, en especial cuando se habla de mercancía como la fruta, que tiene un corto periodo de vida útil”.

“La gran dificultad que hemos tenido que afrontar es la falta de contenedores y espacio”
Sara Lima Branch Manager Transitex Valencia

Por su parte, STEF ha señalado que la caída del consumo en España “ha impactado fuertemente en los flujos de importación. Aunque la exportación también ha caído debido a las restricciones en otros países europeos, no lo ha hecho con la misma intensidad”. “Esto ha provocado una descompensación en los flujos import-export, y se han estado produciendo retornos de camiones desde Europa en vacío”. El secretario general de CETM Frigoríficos, Manuel Pérezcarro, comparte esta tendencia. De hecho, persiste “la falta de retornos como consecuencia de la disminución del consumo interno”, ha afirmado. Además, la campaña de exportación “está siendo similar a la del año pasado, pero son las importaciones lo que más preocupa”.

Por lo que respecta al transporte de última milla, Seur Frío ha registrado un incremento del 70% en su servicio desde el inicio de la campaña de Navidad, “lo que hace palpable el cambio de modelo de negocio donde muchas empresas han pasado del canal Horeca a la entrega directa al consumidor para intentar paliar el descenso de ventas”. Todo esto ha sido motivado “por los cambios de hábitos de consumo que se han producido desde abril a consecuencia del Covid-19 y los cierres y limitaciones de aforo en la hostelería en todo el país”. El operador ha destacado que muchas empresas “han cambiado su modelo B2B para llegar directamente al consumidor final, potenciando e incluso creando desde cero su canal online”.

“Persiste la falta de retornos en los camiones por la caída del consumo interno”
Manuel Pérezcarro Secretario general CETM Frigoríficos

Por lo que respecta a las previsiones de cierre de año del transporte frigorífico, Sara Lima ha destacado que durante 2020 “la demanda de carga congelada no ha sufrido disminución, de hecho, hubo un incremento de necesidad por parte de los países asiáticos”. “En oposición”, ha continuado, “en el caso de las frutas y las verduras, se ha producido una absorción atípica por parte de los mercados europeos y una aprensión frente a los mercados exteriores que ha impactado negativamente en la exportación a países fuera de Europa. En este tipo de mercancía, este año se ve afectado comparativamente al año anterior”.

El operador logístico STEF ha reconocido que, en términos de volúmenes, “2020 va a terminar sustancialmente por debajo del año anterior. El confinamiento total que sufrimos de marzo a junio, junto con las restricciones que con diversa intensidad han afectado al canal restauración, han impactado fuertemente en los volúmenes de transporte”. “Aunque el canal fuera del hogar se recuperó en parte durante los meses de verano, las nuevas restricciones en España y en el resto de Europa han vuelto a impactar a la baja en los volúmenes nacionales y de exportación a partir de noviembre”. Finalmente, Seur Frío se ha mostrado confiado en que durante las semanas “de campaña navideña y de cara al próximo año se mantenga esta tendencia al alza en el transporte de alimentos a temperatura controlada que experimentamos desde el confinamiento”.

LA EXPORTACIÓN DE FRUTAS Y VERDURAS SE MANTIENE EN NIVELES DE 2019
La exportación española de frutas y hortalizas frescas ha crecido el 5% en 2020, hasta los 14.200 millones de euros. De esta forma, mantiene volúmenes similares a 2019, con 13,5 millones de toneladas, según las estimaciones de la Federación Española de Asociaciones de Productores Exportadores de Frutas, Hortalizas, Flores y Plantas vivas (Fepex). “La creciente y continua competencia de la importación procedente de países terceros es otro de los hechos destacados de 2020, ya que la importación ha crecido el 7% hasta octubre y el 64% procede de países terceros”, ha indicado la federación.