23 de enero de 2021 | Actualizado 10:25

Las vacunas con destino Barajas se desvían a Foronda para esquivar los efectos del temporal

El cierre del aeropuerto por la borrasca ha provocado el desvío del avión de DHL con las dosis de Pfizer y su traslado en camión hacia la capital
El temporal de nieve ha impedido la llegada de las vacunas al aeropuerto de Madrid-Barajas | Aena

España ha recibido una nueva remesa de 350.000 dosis de vacunas de Pfizer/BioNTech para combatir el Covid-19 que ha llegado este lunes a diferentes aeropuertos. No obstante, la nieve del temporal Filomena ha dificultado la logística y distribución prevista en un principio a Madrid-Barajas y ha obligado a desviar el avión hacia el aeropuerto de Foronda (Vitoria) debido a las condiciones meteorológicas adversas en la capital. Según ha informado el Aeropuerto de Vitoria, han aterrizado en la madrugada de este lunes 11 de enero dos vuelos extra de DHL Supply Chain y DHL Express procedentes de Bélgica. El recinto aeroportuario madrileño “no ha podido acoger esta operativa debido al temporal”, ha señalado el aeropuerto vasco. 

De esta forma, la nueva remesa que debía llegar en un principio a Madrid será enviada por carretera en camiones y su distribución será gestionada directamente por el laboratorio farmacéutico Pfizer. Pese a ello, el delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, ha admitido que las placas de hielo formada por el temporal Filomena “dificultan la llegada de una parte de las vacunas contra el coronavirus al centro logístico habilitado en Ciempozuelos (Madrid)”. Pese a ello, José Manuel Franco ha asegurado en una entrevista en Onda Cero que, si finalmente los fármacos no pueden llegar a este centro logístico, “existen otras alternativas” para su distribución. 

Respecto al resto de lotes de vacunas, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha anunciado que “han aterrizado entre las 4 y las 5 horas de la madrugada en la media docena de aeropuertos habilitados para ello”. Posteriormente, se ha realizado el traslado hacia los correspondientes centros de almacenaje para su distribución en las comunidades autónomas. 

La nueva remesa será enviada por carretera en vehículos pesados y su distribución será gestionada por Pfizer

El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, recalcó el pasado domingo que la prioridad es” garantizar el suministro de bienes y servicios esenciales”, entre los que destacan especialmente los productos sanitarios y los alimentos. El Ejecutivo ya ha anunciado el restablecimiento paulatino de los servicios ferroviarios y aéreos suspendidos por los efectos del temporal de nieve. En ese sentido, el ministro subrayaba que el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas se había reabierto para las salidas. “En las próximas horas, se irá abriendo el aeropuerto para llegadas, tras la reorganización que se está realizando de su operativa”, lanzó en su comparecencia. No obstante, el cierre temporal del recinto ha generado el desvío de los vuelos con la vacuna a Foronda, tal y como se anunció en rueda de prensa durante el fin de semana. 

Asimismo, el ministerio del Interior y el de Sanidad evaluaron cómo la situación provocada por el paso de la borrasca podría afectar al traslado, almacenamiento y distribución de la vacuna de Pfizer. Las fuerzas de seguridad han mantenido desplegadas sus capacidades para que esta contingencia no afecte a los planes de prevención de la pandemia del Covid-19 ni a las campañas de vacunación en las comunidades autónomas. Sanidad aseguró “haber implementado los esfuerzos logísticos para salvar las consecuencias del temporal y que las vacunas puedan llegar a todos los puntos designados por las comunidades autónomas a lo largo de este lunes”.