15 de abril de 2021 | Actualizado 13:32

Sindicatos y empresas de la estiba de Bilbao sientan las bases para desbloquear el conflicto

Las organizaciones sindicales, salvo ELA y LAB, y las empresas firman un documento que servirá como base para continuar las negociaciones
La última reunión de la hoja de ruta se ha celebrado en Madrid | Ministerio de Trabajo y Economía Social

Las empresas de la estiba del puerto de Bilbao y los sindicatos Coordinadora, UGT y Kaia Bes han consensuado un documento que desbloquea la situación y abre un nuevo periodo de negociación y conversaciones. LAB y ELA, las otras dos organizaciones con representación en el comité de empresa de Bilboestiba, no han suscrito este documento. Los actores implicados han señalado que, finalizada “la hoja de ruta propuesta por el ministerio de Trabajo y Economía Social, se ha conseguido llegar a un texto que, aún no siendo definitivo, consigue desbloquear la situación y abrir un nuevo periodo de negociación y conversaciones en Bilbao”. “Las partes aceptan y dejan abiertas varias posibilidades que anteriormente estaban muy enconadas”, han añadido fuentes sindicales.

COMPROMISOS DE CIERRE DE HOJA DE RUTA


Las partes mantienen posturas encontradas en cuanto a la posibilidad, dentro de la legalidad, de la negociación sobre las actividades comerciales desarrolladas en el puerto de Bilbao, al no corresponderse con materia estricta de la estiba. En cuanto al transporte horizontal, las posturas encontradas surgen por diferencias en la interpretación de la sentencia dictada al efecto en los juzgados de Bilbao y, en concreto, de la forma excepcional de prestación de esta actividad en las empresas de Bilbao.
Sin embargo, ambas partes comparten que no es lo mismo establecer preferencias o reservas que regular condiciones de trabajo. En este sentido, las partes acuerdan no disponer preferencias ni reservas en materia de servicios comerciales en el convenio colectivo. No obstante, si estas actividades son desarrolladas por los estibadores, porque así lo decide quien ostenta las facultades de organización y dirección de la actividad en cada caso, resultará de aplicación en la regulación de las correspondientes condiciones de trabajo el convenio colectivo al que hace referencia el presente documento.


Las partes acuerdan la apertura de una mesa negociadora de ámbito sectorial, constituyendo su ámbito subjetivo todo el personal estibador del territorio de Vizcaya.


Las empresas podrán exigir a los trabajadores la cumplimentación de la jornada anual mediante su disponibilidad, computada por trimestres naturales, para la realización de un número de turnos de trabajo equivalente a los días laborales del mes más dos. En cualquier caso, se considerará cumplimentada la jornada correspondiente al periodo trimestral de cómputo referido y, por tanto, no exigible el tiempo de trabajo en el que no se hubiera producido ocupación efectiva a pesar de la disponibilidad del trabajador.
La disponibilidad referida no podrá tener como consecuencia la transgresión de derechos relacionados con el descanso semanal, los días equivalentes al número de festivos anuales, los días de licencias o permisos, las vacaciones anuales ni demás causas de suspensión del contrato de trabajo legal o convencionalmente reconocidas a los trabajadores.
Se valorará por las partes un distinto valor para el cómputo del turno de jornada partida y la jornada máxima de trabajo anual queda establecida en 1.826 horas. Para la posterior redacción del convenio se tomará como referencia interpretativa, con las particularidades antes indicadas, la redacción consignada en el V Acuerdo sectorial estatal.


Los descansos se distribuirán uniformemente entre la plantilla por categorías y especialidades en cuatro grupos de trabajo. Serán prefijados en un calendario anual, acordándose el respeto de un descanso semanal de 4 días en un periodo de referencia de 14. Dicho calendario anual de descansos sustituirá al de descanso por festivos.
Los 15 días de carácter festivo anuales contemplados en el convenio colectivo actual podrán ser reubicados en días distintos a las fechas reasignadas por la autoridad laboral si existe un acuerdo entre las partes y se permitirán cambios individuales voluntarios a iniciativa de los trabajadores de la misma categoría y especialidad, siempre y cuando se realicen dentro del mismo ciclo.


Si una vez confeccionada la lista de cada turno de cada día se observaran carencias de personal de los grupos profesionales 2, 3 y 4 en las manos de trabajo de la actividad de manipulación de mercancías de uno o varios turnos de ese día por no disponer de personal suficiente, la empresa realizará los cambios puntuales oportunos de aquel personal del Centro Portuario de Empleo que hubiera sido asignado anteriormente a prestar sus servicios en el grupo profesional 1, pasando a cubrir las carencias mencionadas en los otros grupos y dejando las faltas en el grupo 1 para que sean cubiertas por otras empresas de trabajo temporal que dispongan de estibadores con certificado que les acredite para realizar las tareas anteriormente descritas, en su caso la bolsa “histórica” de trabajadores del puerto, para cubrir puestos si fuera necesario en una lista de un turno de trabajo de ese día.


En el ámbito de la negociación del convenio colectivo, las partes analizarán propuestas que permitan la reducción de la eventualidad.


Las partes se comprometen a que la mesa del convenio para continuar la negociación de los puntos reflejados en este documento y del resto de materias correspondientes, se reunirá en el plazo de 15 días. En el ámbito de este compromiso, la dirección general de Trabajo, no obstante la finalización y cierre de la hoja de ruta acordada, se mantendrá a disposición de las partes para el desarrollo de cualesquiera labores que ayuden a la consecución de un acuerdo definitivo en el ámbito del convenio colectivo al que hace referencia este documento.

La parte sindical confía en que este "sea un punto de inflexión que abra la puerta a una negociación en Bilbao que termine en unos beneficiosos acuerdos para ambas partes, los cuales consigan llevar al puerto de Bilbao a la estabilidad deseada por todos". Este documento ha sido fruto de la reunión que han mantenido ambas partes en la sede del ministerio en Madrid durante el día de ayer hasta altas horas y la mañana de hoy. El sindicato ELA ha apuntado que al cierre de este acuerdo "no se ha alcanzado un compromiso claro para reducir la eventualidad en el puerto de Bilbao, dejando este punto para ser negociado en el proceso que se abre ahora, y en el que las empresas ya han dejado clara y manifiesta su posición de no solucionar este problema, sino más bien agravarlo teniendo en cuenta sus planteamientos".

ELA considera que no se ha alcanzado un compromiso claro para reducir la eventualidad

El sindicato, uno de los dos que no ha firmado el acuerdo junto con LAB, ha explicado que este acuerdo "da por bueno un aumento significativo de las jornadas actuales (250 turnos mínimos), con el que, como ya hemos manifestado en otras ocasiones, no estamos de acuerdo". La organización ha considerado positiva "la posibilidad de mantener dentro del ámbito funcional a negociar las labores complementarias y el transporte horizontal y la modificación del ámbito de aplicación que pasa a ser provincial, con el compromiso de las partes de convocar la mesa de negociación en un plazo de 15 días". Sin embargo, ELA sostiene que no es suficiente "a cambio de lo que se ha acordado con la patronal: ampliación del número de turnos/jornadas, sin solución a la eventualidad y con una voluntad de estabilizar el empleo. Por tanto, dado el insuficiente compromiso alcanzado con las empresas en ámbitos tan importantes, este sindicato no puede suscribir el presente acuerdo", ha añadido.

Bilboestiba ha destacado la firma entre la empresa y las centrales sindicales "que representan a más del 80% de los estibadores de un acuerdo que afianza la vía negociadora del futuro convenio y aporta estabilidad a la actividad del puerto de Bilbao". La sociedad de estiba y desestiba del puerto de Bilbao ha subrayado que la negociación "ha supuesto cesiones sobre las posiciones iniciales de ambas partes. Con este acuerdo se establecen ahora bases sólidas para llegar a un convenio sectorial que impulse de nuevo la actividad en el puerto de Bilbao y mejore su competitividad y estabilidad orientada al mantenimiento del empleo, así como a la continuidad de los negocios de los operadores y de los clientes".

El pleno de la negociación se traslada a Bilbao y el ministerio de Trabajo seguirá el proceso

Fuentes sindicales han indicado que el ministerio de Trabajo y Economía social "va a seguir el proceso, pero la negociación se traslada en pleno a Bilbao". El encuentro celebrado en Madrid ha sido el último de la hoja de ruta propuesta por el departamento, a través de la directora general de Trabajo, Verónica Martínez, que ha facilitado varias reuniones bipartitas en Bilbao y dos encuentros de las partes en Madrid, celebrados el 22 de diciembre y en la jornada de ayer y hoy y que puso final a la huelga que se desarrolló en el puerto vasco entre el 9 de octubre y el 5 de diciembre.