20 de septiembre de 2021 | Actualizado 10:00

Crown actualiza sus recogepedidos y tractores de arrastre

Las nuevas máquinas tienen como objetivo facilitar el trabajo de los operarios por medio de una mayor ergonomía y mejoras tecnológicas
Un operador de Lodge Manufacturing con equipos de Crown | Crown

Las series GPC y MPC de recogepedidos y la de TC de tractores de arrastre de Crown se han renovado con el objetivo de añadirles “mejoras ergonómicas que hacen que los procesos de picking resulten más rápidos, eficaces y sencillos para el usuario”, tal y como ha explicado la empresa de equipos de manipulación de mercancías. 

Esta renovación, ha señalado Crown, va en línea con la “mejora continua de la empresa” y se acompaña con una serie de productos de equipamiento adicional y accesorios que “reducen y racionalizan” los movimientos de los operarios cuando interactúan con sus vehículos. Entre los opcionales, la compañía intralogística ha citado los accesorios ‘Work Assist’, que permiten montar en el tubo de la máquina aún más dispositivos eléctricos para “ganar en accesibilidad y visibilidad”, así como la incorporación de una nueva pantalla “intuitiva” en la carretilla. Estos nuevos modelos vienen, además, con la opción ‘QuickPich Remote Ready’ de Crown, que “racionaliza los procesos de trabajo en aplicaciones de picking de alta densidad” gracias a un mando a distancia que permite arrastrar el recogepedidos o el tractor de arrastre hasta el siguiente punto de recogida con solo pulsar un botón.  

Los nuevos diseños están pensados para “aliviar el esfuerzo físico de los operarios y darle un impulso a su productividad diaria”, ya que las aplicaciones de picking son de lo más variadas y exigentes en un almacén. Incluyen, de esta forma, una plataforma para el operario con suspensión ergonómica total que amortigua los golpes de una manera “incluso más eficaz que antes”, con lo que se reduce la fatiga del operario durante su turno. Crown ha explicado que esto se traducirá en “un manejo seguro y eficaz de las carretillas elevadoras, con su consecuente aumento de la productividad y una reducción de los costes operativos del cliente”.