24 de octubre de 2021 | Actualizado 8:02

El desplome de los líquidos lidera la caída de los tráficos de los puertos de Tenerife

Los enclaves tinerfeños han registrado algo más de 11,1 millones de toneladas en 2020, el 14,8% menos que en 2019
J.P. Morales

La caída de los graneles líquidos, con un descenso del 26,7% y 1,2 millones de toneladas menos, ha liderado el descenso de los tráficos de los puertos gestionados por la Autoridad Portuaria de Tenerife. Junto a ello, las restricciones de movimientos de pasajeros y su repercusión en la demanda de mercancías y servicios por la pandemia del Covid-19 y el peso del turismo en el volumen de demanda de estos últimos han provocado una disminución del 14,8% en el tráfico total de los enclaves tinerfeños en 2020 con respecto a los alcanzados en 2019.

La institución ha señalado que los enclaves dependientes del organismo portuario han cerrado el ejercicio con algo más de 11,1 millones de toneladas, frente a los más de 13 millones movidos en 2019. Los puertos de Santa Cruz de Tenerife y La Gomera son los que mayor descenso arrojan en su tráfico total, con caídas del 16,5% y del 16,9%, respectivamente. En el polo opuesto, se ha situado el puerto de La Estaca, que ha crecido prácticamente el 10%.

La cifra de negocio de la Autoridad Portuaria de Tenerife ha caído más de ocho millones de euros

Por lo que respecta a la mercancía general, apartado que mejor plasma la demanda de bienes de cada isla, según ha apuntado la autoridad portuaria, también son las instalaciones de San Sebastián de la Gomera y Tenerife las que evidencian las mayores caídas de hasta el 17% en La Gomera y del 7,4% en el de Tenerife, mientras que en este apartado el puerto de La Estaca crece algo más del 11%. Las cifras provisionales que maneja la Autoridad Portuaria de Tenerife del importe neto de la cifra de negocio apuntan a una caída de más de ocho millones de euros, al pasar de los 47,3 millones generados en 2019 a 38,7 millones de euros en 2020.

El movimiento de pasajeros ha bajado el 45,7% que, en cifras redondas, supone un total de tres millones de pasajeros menos que en 2019. La caída de cruceristas se ha situado en el 67% pero ha sido el movimiento de pasajeros en régimen de transporte el que, con una pérdida superior a los 2 millones de personas, ha resultado más dañado, según la autoridad portuaria. La institución ha comenzado a aplicar sus nuevas tasas portuarias tras la entrada en vigor de los Presupuestos Generales del Estado para 2021, lo que se ha traducido en una reducción del 12,5% en las tasas del buque y la mercancía. El presidente de la Autoridad Portuaria de Tenerife, Carlos González, ha afirmado que esto “supondrá una mejora de nuestra posición competitiva al favorecer una reducción de precios en los productos finales del mercado interior, abaratando también la exportación de mercancía desde nuestras islas”. “Se prevé que también actúen, por tanto, como potenciador de la actividad de nuestra comunidad portuaria”, ha añadido.