25 de febrero de 2021 | Actualizado 6:07

Montepino entregará dos nuevas plataformas logísticas en Catalunya durante 2021

La compañía inmologística ha invertido 51 millones de euros en Catalunya desde 2018 en el desarrollo de cinco proyectos
Plataforma de Montepino en Castellbisbal | Montepino

La promotora inmologística Montepino entregará este año dos nuevas plataformas en Catalunya. La primera, que será entregada en junio, es una nave de última milla en Barberà del Vallès (Barcelona) con una superficie de 10.070 metros cuadrados. A este desarrollo se le añadirá, a su vez, Castellbisbal II en septiembre. Esta segunda plataforma, también ubicada en la provincia de Barcelona, contará con 30.015 metros cuadrados de superficie y servirá de centro logístico de distribución. De esta forma, la compañía sumará cinco proyectos en Catalunya desde 2018, tres de los cuales ya han sido finalizados y entregados.

Por ejemplo, Montepino ha destacado la plataforma cross-docking para envíos de última milla construida para XPO Logistics en Castellbisbal, que dispone de 37.656 metros cuadrados de superficie total. Por otra parte, se encuentra el centro logístico e industrial de Eternity Technologies en el polígono Can Serra de Sant Esteve de Sesrovires (Barcelona), con una superficie de 10.508 metros cuadrados. Finalmente, se encuentra la plataforma B del mismo polígono, que servirá de centro de distribución y ocupa un total de 12.468 metros cuadrados.

47.000 metros cuadrados

Los proyectos suman más de 47.000 metros cuadrados de construcción inmologística en Catalunya

Los proyectos suman más de 47.000 metros cuadrados y han contado con una inversión de 51 millones de euros. Se trata de plataformas cercanas a los núcleos urbanos y que “en la actualidad constituyen un factor clave para afrontar el aumento de la actividad del ecommerce”, según ha explicado la promotora. No obstante, pese a que las naves last mile y cross-docking son de las más requeridas, “existe una carencia de este tipo de naves debido a diversos factores, entre ellos el déficit de suelo en ejes estratégicos como el de Barcelona”.