5 de marzo de 2021 | Actualizado 13:35

El espacio infrautilizado y la alta demanda impulsan la eclosión de marketplaces de espacio logístico

La creciente necesidad de almacenamiento temporal de mercancías ha encontrado respuesta en el 25% de espacio sin ocupar en las naves
Freepik

La demanda creciente de espacio temporal de almacenaje ha incrementado la proliferación de los marketplaces logísticos, de manera similar a como Amazon o Alibaba venden productos de terceros a través de sus plataformas. Se trata de compañías que alquilan de forma flexible la capacidad infrautilizada de los espacios logísticos de terceros por factores como la estacionalidad del producto o planes de venta incumplidos. “En una encuesta que realizamos a más de 20 almacenes, notamos que contaban con el 25% de promedio de espacio sin ocupar”, ha asegurado el fundador y director de la startup Flexpacio, Norberto González.

Nacida hace un año, esta startup no dispone de almacenes propios, sino que colabora con terceros para reservar espacios y ofrecer precios diferenciales a sus clientes. Los perfiles que requieren este tipo de servicios son muy amplios, pues incluyen a cualquiera con necesidades de almacenamiento, aunque en el caso de Flexpacio destacan las pymes del mundo del retail, alimentación, packaging y construcción. “Con la pandemia, hemos notado un repunte de las solicitudes vinculadas a la construcción”, ha añadido Norberto González. Por su parte, el cofundador de otra compañía con servicios similares, Dropier, Pablo Rodríguez, ha coincidido al afirmar que “en contra de lo que se pueda pensar, la logística de almacenaje y transporte se asemeja mucho incluso entre tipologías de empresa que, a priori, parecen muy diferentes”.

“Ayudamos a romper la rigidez en un mercado falto de nuevas propuestas de valor”
Nicolás Pérez Codirector general de Washa Logistics

Otro factor clave que ha posibilitado la eclosión de estas plataformas es “la alta rigidez en el mercado inmobiliario, con mínimos de permanencia o fianza, pues generan altos costes”, ha explicado el codirector general de Washa Logistics, Nicolás Pérez. “Podemos ayudar a romperla ofreciendo flexibilidad a un mercado falto de nuevas propuestas de valor y que necesita soluciones de manera urgente”. En este sentido, ha recalcado que las empresas tienden a comprometerse cada vez menos “con contratos longevos” y que buscan “convertir tantos costes fijos en variables como puedan”. Tras solo tres meses desde su creación, el marketplace Washa Logistics se ha centrado en el área metropolitana de Barcelona, con perspectivas de desplegar su red en toda España.

Desde Flexpacio han concluido que la multilocalización, las propuestas personalizadas y el pricing simplificado son los grandes factores diferenciadores de propuestas como la suya respecto a los operadores logísticos individuales. “El proveedor de almacenaje tradicional generalmente tiene una o pocas ubicaciones para ofrecer a los clientes”, ha explicado Norberto González. “Y el enfoque tradicional a menudo va acompañado de precios complicados, con conceptos desagrupados que dificultan la estimación económica al cliente”. De esta forma, también por parte de las naves que ofrecen el espacio, “se genera una relación win-win en la que los almacenes tienen mucho que ganar”, ha afirmado Pablo Rodríguez (Dropier).

“Se genera una relación win-win en la que los almacenes tienen mucho que ganar”
Pablo Rodríguez Cofundador de Dropier

En el caso de Dropier, comenzó su andadura en 2018 con un modelo orientado a particulares. “Sin embargo, rápidamente identificamos el valor que la logística distribuida y el almacenaje podía aportar a las empresas, optimizando y variabilizando los costes”, ha destacado su cofundador. Sin embargo, más allá de configurarse como meros marketplaces logísticos, cada vez más compañías ofrecen servicios complementarios. Es el caso de Flexpacio, que colabora con startups como Freightol o Forwarders of BCN. También Dropier, con su concepto de plataforma ‘todo en uno’, integra servicios de transporte para palets individuales, camiones completos, paquetería o última milla.

En cuanto a localización se refiere, en Washa Logistics han remarcado la importancia de diferenciar entre los servicios de almacenaje de última milla y el resto. En concreto, los primeros se ven más directamente impactados por el ecommerce, con la proliferación de microhubs, aunque según Nicolás Pérez “también vemos oportunidades B2B dirigidas a problemas de última milla que aún no se están explotando”. Por su parte, en las zonas periféricas destacan los espacios más grandes, preparados para todo tipo de operativa y de diversa naturaleza, como cámaras de frío, operadores logísticos o preparados para alimentación. Por ejemplo, Dropier cuenta con más de 60 instalaciones certificadas en España y Portugal. “Esto, obviamente, no lo puede ofrecer un único operador”, ha insistido Pablo Rodríguez.

“La atención de las empresas ha pasado de la tienda al almacén y generará un efecto cascada”
Norberto González Fundador y director de Flexpacio

Por su parte, en Washa Logistics también abren la puerta, bajo demanda, a trabajos de consultoría y ejecución. “Al no tener una gran estructura de costes fijos, podemos ofrecer soluciones muy ‘ad hoc’ para empresas principalmente de nueva creación que no tienen la rotación suficiente como para ser interesantes para los operadores logísticos, pero que al mismo tiempo necesitan externalizar sus servicios para poder centrarse en su core business”, ha manifestado Nicolás Pérez.

DEL COWORKING AL COSTORING
En este sentido, el cambio de tendencia en la sociedad hacia compartir cada vez más la movilidad o los espacios de trabajo, sumado al boom de las ventas online, han facilitado la entrada de estos emprendedores al mercado. “Con la pandemia, la atención de las empresas ha pasado de la tienda al almacén, hecho que generará un efecto cascada muy positivo para los actores involucrados”, ha valorado Norberto González. En el caso de Dropier, “muchos de nuestros clientes han dado con nosotros buscando un modo de fortalecer su cadena de suministro, que se vio muy afectada durante los meses más duros”.

Las startups auguran un aumento de los volúmenes para 2021 y la llegada del pago por uso

De cara a 2021, el directivo de Flexpacio ha vaticinado que ante la incertidumbre los volúmenes de inventarios aumentarán para asegurar los niveles de aprovisionamiento. No obstante, en época de confinamiento, el volumen de solicitudes bajó en la empresa, pues “los clientes postergaron sus inversiones, lo cual repercutió en tiempos más largos para la aceptación de las propuestas”, según el fundador de esta startup. En la misma línea, desde Washa Logistics han comentado que “vivimos épocas convulsas y las empresas intentan comprometerse lo mínimo posible a obligaciones que en un futuro pueden poner en riesgo su viabilidad”. No obstante, esta compañía ha augurado que la pandemia será “un acelerador de tendencias y 2021 será el año en el que se verán los primeros cambios, pues el sector va a tender a pagar solo por lo que utiliza”.

 “A veces solo nos centramos en los grandes espacios logísticos de empresas como Amazon y, evidentemente, es imprescindible contar con estos grandes agentes para la salud empresarial del país”, ha explicado Nicolás Pérez. Sin embargo, “también debemos tener claro que existe una inmensa mayoría de pymes que o no necesitan o no pueden destinar los recursos económicos que costarían las instalaciones, y también debemos proporcionarles soluciones acordes a sus capacidades y necesidades”.

¿QUÉ PERSPECTIVAS TIENEN LOS MARKETPLACES LOGÍSTICOS DE CARA A 2021?

Washa Logistics

Washa Logistics trabaja actualmente en una primera ronda de financiación para realizar mejoras en la empresa. “Queremos implementar una experiencia interactiva entre plataforma y usuarios, de forma que encuentren a través de la inteligencia artificial (IA) lo que necesitan inmediatamente y sin ayuda”, ha especificado Nicolás Pérez. En cuanto a colaboraciones se refiere, la startup entrará en conversaciones para cooperar con diferentes entidades y operadores. En relación a ello, en sus tres meses de vida ha cerrado acuerdos con dos consultorías logísticas y un clúster.
Asimismo, a Washa Logístics también le interesan proyectos de carácter ad-hoc o a medida para grandes empresas que necesiten redes de espacios nacionales, finalidad para la que baraja cerrar acuerdos. “Nuestro objetivo es tener espacios de diversa naturaleza y lugares, porque es imprescindible encontrar mucha oferta de espacio para solventar la gran variedad de necesidades de las empresas”.

Flexpacio

De cara a los próximos meses, Flexpacio apostará por el desarrollo de su plataforma tecnológica para agilizar el proceso de reserva de espacios de almacenaje y gestión de inventarios ‘multisitio’. Asimismo, se ha marcado el objetivo de triplicar la extensión de su red de cara a 2021. “Nos enfocaremos no solo en la extensión geográfica, sino también en tendencias que estamos notando con bodegas ecológicas y farmacéuticas”.
La mayoría de sus almacenes se ubican a las afueras de las grandes ciudades, en zonas con oferta de suelo logístico como San Fernando de Henares en Madrid o el Vallès en Barcelona. “Tenemos categorizados a nuestros clientes de acuerdo a sus instalaciones, certificaciones, elementos de seguridad y tecnologías”, han añadido desde la empresa. “Gran parte de nuestros almacenes cuentan con tecnología RFID, SGA con acceso al cliente e inclusive integraciones con plataformas de ecommerce y con seguimiento de envíos”.

Dropier

La intención de Dropier para este 2021 es hacer crecer la red e iniciar su expansión en Europa. Además, la startup ya está trabajando en “alianzas estratégicas que nos permitirán ofrecer un servicio más sólido a nuestros clientes” . También “tenemos previsto abrir una ronda de financiación en el segundo trimestre del año”.
La compañía utiliza en la actualidad una plataforma SaaS de inventario que, mediante inteligencia artificial, determina la ubicación ideal para cada mercancía, de forma que se minimizan los costes de transporte y los tiempos de entrega. En referencia a la tecnología con la que operan los almacenes que trabajan con Dropier, “además de todo lo referente al equipamiento de seguridad y control de condiciones, cuentan con sistemas de inventario que permiten la trazabilidad total de la mercancía”.