17 de junio de 2021 | Actualizado 6:00

Schmitz Cargobull mejora la aerodinámica de sus lonas para reducir consumos

Los primeros vehículos se están sometiendo a examen sobre el terreno y se fabricarán en serie a partir del segundo trimestre de 2021
Schmitz Cargobull AG

El fabricante de remolques Schmitz Cargobull G ha presentado una nueva variante del semirremolque de lona S.CS, el EcoGeneration, bajo los modelos EcoFIX, EcoFLEX y EcoVARIOS. La compañía ha creado una carrocería aerodinámica en estos modelos capaz de reducir las emisiones de CO2 y alcanzar ahorros de combustible de hasta el 5% en el transporte de mercancías por carretera. Los primeros vehículos con esta nueva carrocería ya se han fabricado y están siendo sometidos a ensayo sobre el terreno. Su comercialización tendrá lugar este mes de enero y su fabricación en serie se espera para el segundo trimestre de 2021.

La nueva aerodinámica de estos tres diseños responde a la necesidad de reducir la huella ecológica y al impuesto sobre el CO2 que se ha establecido a partir del 1 de enero de este año, por el que las empresas de transporte deberán abonar 25 euros por cada tonelada de gases de efecto invernadero generada al consumir diésel, gasolina o cualquier derivado del petróleo. “El concepto de EcoGeneration es bueno para el medio ambiente a la vez que reduce los costes de la industria del transporte”, ha explicado el director del departamento de Ventas de Schmitz Cargobull, Boris Billich.

Según Schmitz Cargobull, el ahorro en combustible de este modelo de semirremolque permite mejorar la sostenibilidad y aumentar la eficiencia y efectividad de la carrocería aerodinámica sin que ello se traduzca en mayor coste o en el uso de componentes más caros. Por otro lado, la parte trasera elevable de este vehículo reduce el esfuerzo en transportes pesados y permite una elevación sencilla en caso de que el semirremolque deba ir cargado hasta el techo.

Las empresas de transporte deben abonar 25 euros por cada tonelada de CO2 desde inicios de año

Por su parte, la carrocería EcoFIX permite una optimización de combustible gracias a su peso reducido, una parte delantera fija y una altura total de cuatro metros. Este modelo resulta adecuado para el transporte de mercancías pesadas que deban colocarse en posición horizontal. El EcoFLEX es apto para el transporte de carga general y cuenta con una parte trasera flexible y rebajable que alcanza una altura total de cuatro metros. En su caso, el ahorro de combustible se logra con un diseño aerodinámico adaptado. “Si tan solo el 50% de todos los viajes se hicieran en modo aerodinámico y el otro 50% en modo no rebajado, el EcoFLEX lograría un ahorro de más de 7.000 euros por cada millón de kilómetros. Así, el medioambiente se aliviaría en 2,3 toneladas de CO2”, ha cuantificado el director de la junta directiva de Schmitz Cargobull, Andreas Schmitz.

El EcoVARIOS resulta idóneo para transporte de cargas voluminosas y automoción. En esta carrocería es posible ajustar de manera flexible tanto la parte trasera como la delantera. Esta variante ofrece tres metros de altura interior y cuatro de altura total. El ahorro de combustible se produce cuando en los trayectos no se requiere la altura interior de tres metros. Dependiendo de la tarea de transporte, las tres variantes pueden equiparse con la lona estándar o con la lona Power Curtain, que no cuenta con remontas y permite una reducción del peso general, que se traduce en ahorro de combustible.