17 de septiembre de 2021 | Actualizado 15:13

Adif licita las nuevas catenarias del tramo Zaragoza-Teruel del eje Cantábrico-Mediterráneo

Se ha iniciado también la redacción de la documentación para evaluar el impacto ambiental de la electrificación del tramo Teruel-Sagunto
Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana

El consejo de administración de Adif ha autorizado la licitación de las obras del proyecto de instalación de línea aérea de contacto en el tramo Zaragoza-Teruel del Corredor Cantábrico-Mediterráneo, por un importe superior a los 51,5 millones de euros. El gestor ferroviario ha indicado que el proyecto, que tiene un plazo de ejecución estimado de 24 meses, prevé el montaje de la catenaria para la electrificación para el trayecto Bifurcación de Teruel (Zaragoza)-Caminreal-Estación de Teruel.

En este sentido, Adif ha subrayado que la electrificación de la línea Zaragoza-Teruel-Sagunto es uno de los proyectos más relevantes enmarcados en el plan director de esta línea. A este respecto, el gestor ferroviario ha iniciado también la redacción de la documentación requerida durante la tramitación de la evaluación de impacto ambiental para la electrificación del tramo Teruel-Sagunto, incluidas las subestaciones eléctricas.

51,5 millones de euros

La actuación está presupuestada en algo más de 51,5 millones de euros y un plazo de 24 meses

La línea aérea de contacto estará alimentada a 2×25 Kv en corriente alterna, la misma que se utiliza en las líneas de alta velocidad, apta para velocidades máximas de 200 kilómetros por hora. Para el montaje de la catenaria en este tramo, donde existen 13 estaciones, 10 túneles y 85 pasos superiores se llevarán a cabo, entre las principales actuaciones, la cimentación de postes y de anclajes mediante la excavación y hormigonado de los macizos y el izado de los postes y el tendido del hilo sustentador y del hilo de contacto. Se han diseñado subestaciones y autotransformadores a lo largo de todo el trazado para alimentar la línea aérea de contacto a lo largo de todo el tramo, ha añadido Adif.

Esta actuación se une a las ya ejecutadas como la instalación del sistema tren-tierra, obras en 11 estructuras para el aumento de la capacidad portante hasta las 22,5 toneladas, la eliminación de 15 limitaciones temporales de velocidad y la mejora de cinco terraplenes. Gracias a los proyectos ya ejecutados, ha apuntado Adif, se ha aumentado el número de trenes de mercancías, pasando de los tres que circulaban en 2017 a una media de 30 semanales en la actualidad. También se encuentran en ejecución las obras para la construcción de siete apartaderos y se ha adjudicado la redacción de los proyectos de ampliación de gálibos en los túneles y pasos superiores de la línea, actuaciones necesarias para la electrificación a 25 Kv.