25 de octubre de 2021 | Actualizado 8:02

Coca-Cola European Partners reemplazará toda su flota actual por una de bajas emisiones

La compañía prevé electrificar la mayor parte de los más de 8.000 vehículos de su flota o sustituirlos por modelos alternativos antes de 2030
Coca-Cola European Partners

La embotelladora Coca-Cola European Partners se ha comprometido a reemplazar su actual flota de vehículos por otra 100% eléctrica, o de muy bajas emisiones en las áreas en que no sea posible, de cara a 2030. En la actualidad, la compañía cuenta con el 5% de vehículos eléctricos o híbridos enchufables en su parque móvil. Por lo tanto, esta meta afectará a sus aproximadamente 8.000 automóviles y furgonetas de su segmento de vehículos ligeros, así como a la mitad de sus 700 vehículos pesados de mercancías que utiliza en Bélgica y Alemania. En relación a ello, las emisiones de gases de efecto invernadero generadas por su flota representan aproximadamente el 17% del total de emisiones directas de la compañía, de forma que este área “es una palanca clave para convertirnos en una empresa neutra en emisiones”, según ha destacado. 

17% de emisiones

Las emisiones generadas por su flota representan el 17% del total de sus emisiones directas

Con esta finalidad, Coca-Cola European Partners se ha unido a la EV100, una iniciativa que reúne a empresas comprometidas con acelerar su transición hacia el uso de vehículos eléctricos. “Formar parte de esta iniciativa es otro hito importante en nuestro proceso de transformación en una empresa con un modelo de bajas emisiones de carbono”, ha destacado el vicepresidente de Sostenibilidad de la compañía, Joe Franses. Por su parte, la directora de EV100, Sandra Roling, ha añadido de la embotelladora que “es una empresa reconocida y con una gran presencia en toda Europa, lo que ayudará a hacer del transporte eléctrico la nueva normalidad como parte de su compromiso”.

Este reciente anuncio complementa al nuevo plan de acción climática de la compañía, según el cual busca alcanzar la neutralidad en carbono en 2040 y reducir el 30% las emisiones de gases de efecto invernadero en su cadena de valor para 2030 respecto a 2019. El plan, que incluye la descarbonización de la flota, cuenta con un presupuesto de 250 millones para los próximos tres años. Las nuevas medidas permitirán a la empresa acelerar el trabajo que ya ha iniciado en Noruega, Suecia y Alemania, países en los que más de la mitad de su flota de ventas ya es eléctrica o híbrida enchufable. Además, Coca-Cola European Partners facilitará el uso de este tipo de vehículos a sus empleados con la instalación de puntos de carga en sus centros de trabajo.