27 de octubre de 2021 | Actualizado 15:37

Hapag-Lloyd crece por los fletes disparados y el bajo precio del combustible

Las cifras preliminares de 2020 muestran un aumento de los ingresos del 3% pese a un menor volumen de transporte por la pandemia
Hapag-Lloyd

El gigante marítimo alemán Hapag-Lloyd ha aumentado sus ingresos el 3% en 2020 pese a la pandemia, según ha revelado en sus resultados preliminares, hasta alcanzar aproximadamente 12.800 millones de euros. La compañía ha atribuido estos resultados al aumento de los fletes, que han pasado de los 882 euros por teu a los 917 de media en el último ejercicio, y a la contracción en el precio del combustible. Los volúmenes de transporte se han mantenido por debajo al año anterior, con un decrecimiento del 1,6% hasta los 11,8 millones de teus.

Por otra parte, el Ebidta de la compañía en el último ejercicio ha aumentado hasta alcanzar unos 2.700 millones de euros, una cifra que supone un aumento interanual del 26%; y el Ebit se ha visto incrementado hasta los 1.300 millones, el 38,5% más que en el año precedente. “Ambas cifras claves están en línea con las previsiones para el año financiero 2020 más recientemente publicadas”, han remarcado desde Hapag-Lloyd.

917 euros por teu

La compañía ha situado en 917 euros el precio medio por teu en 2020, en comparación a los 882 euros de 2019

Las principales causas de esta dinámica han sido, según han insistido, el aumento de los precios de transporte marítimo de contenedores y unos precios del combustible más bajos, así como ahorros de coste valorados en unos 411 millones como resultado de la implementación de una nueva estrategia durante el Covid-19. Asimismo, el Ebit incluye un gasto puntual de unos 120 millones de euros para la optimización de flotas.

En el último trimestre del 2020, la naviera reconoce que los fletes continuaron con una tendencia alcista, que se ha mantenido también en estas primeras semanas de este año. Entre septiembre y diciembre de 2020, se situaron en los 957 euros por teu, frente a los 874 del mismo periodo de 2019. Este incremento de precio, unido de nuevo a la evolución de los carburantes, ha permitido a Hapag-Lloyd obtener unos ingresos de 3.400 millones de euros en el último trimestre del año pasado 300 millones más que el ejercicio anterior. También el Ebidta del último trimestre ha aumentado el 44,5% en términos interanuales, hasta los 900 millones de euros, y el Ebit, el 40%, con 500 millones de euros.