7 de marzo de 2021 | Actualizado 8:10

Ford geolocaliza las matrices para optimizar la producción en Almussafes

La planta valenciana ha sido la primera de Europa en desarrollar esta solución para localizar matrices que será exportada a otras factorías
El sistema permite localizar las matrices con un margen de 5 metros | Ford España

La planta de la compañía automovilística Ford en Almussafes (Valencia) ha desarrollado un sistema de geolocalización para la localización de las matrices necesarias para la construcción de los automóviles. La solución consta de un servidor, una red wifi, varios dispositivos móviles y una serie de códigos QR colocados en cada una de las matrices y permite geolocalizar con una exactitud de cinco metros.

Al almacenar las matrices dotadas con un código QR en la planta, los operarios han de registrar en uno de los dispositivos móviles el sitio exacto donde la dejan a través de la lectura del mencionado código. Esta información queda registrada en el servidor y cuando un operario necesite localizarla de nuevo, deberá solicitar este dato a través del móvil y este le recordará dónde ha sido almacenada. De esta forma, se optimiza la logística de la producción de vehículos de la factoría.

El sistema permitirá asegurar la continuidad de la producción al acortar los tiempos para localizar matrices

La planta de Almussafes ha sido la primera de Europa en emplear este sistema, que se exportará al resto de centros de Ford para evitar parones y retrasos en la producción, ha señalado el fabricante automovilístico. La solución evita a los operarios largas búsquedas por la planta, con los problemas de seguridad que pueden conllevar los desplazamientos por las instalaciones y permite programar los cambios de matriz.

La fabricación de vehículos precisa del uso de estas matrices, moldes con los que se crea cada pieza individual de un coche nuevo. Para la fabricación de un modelo Ford, se emplean hasta 400 matrices. En la planta de carrocerías de Valencia, se usan en total aproximadamente 1.200 matrices para la fabricación de vehículos. Estas matrices pesan varias toneladas, por lo que para moverlas se emplean puentes grúa y, durante el proceso de fabricación de las piezas, puede ser necesario llegar a trasladar un juego de matrices y cambiarlo por otro varias veces al día.

Por cuestión de espacio, ha indicado Ford, la colocación y almacenamiento de las mismas cambia constantemente y, para ello, los equipos suelen seguir las indicaciones escritas manualmente en una pizarra. En la planta de Almussafes, se cambian alrededor de 30 matrices al día para su producción, y unas 50 matrices distintas son también movidas de su sitio para tareas de mantenimiento. La búsqueda de estos materiales puede llegar a suponer horas que, a su vez, provocan retrasos en la producción con el consiguiente impacto en la fabricación del vehículo. La solución de geolocalización permitirá, según ha adelantado Ford, ahorrar ese tiempo y ganar eficiencia en la producción de los vehículos.