8 de diciembre de 2021 | Actualizado 12:59

La pandemia intensifica el rol de los puertos españoles como hubs internacionales

El sistema portuario de titularidad estatal ha cerrado 2020 con un tráfico total de 515,6 millones de toneladas, el 8,6% menos que en 2019
Autoridad Portuaria de Almería / Autoridad Portuaria de Tenerife (Juan Pedro Morales) / Autoridad Portuaria de Vigo

El sistema portuario español ha cerrado 2020 con un descenso de tráfico inferior al inicialmente previsto. Concretamente, el volumen de mercancías se ha situado en los 515 millones de toneladas y ha caído el 8,6%, un volumen y un porcentaje alejado para bien de los escenarios más optimistas anunciados hace poco menos de un año. ¿A qué se ha debido esta evolución mejor de lo esperado? En primer lugar, ha sido clave mantener el protagonismo de los puertos españoles en los grandes flujos internacionales de transporte marítimo en un contexto de incertidumbre. Este alto grado de conectividad, certificado a lo largo del año por organismos internacionales como Unctad, ha dotado al sistema portuario de cierta inmunidad a la crisis por el comportamiento del tránsito y el transbordo. En segundo lugar, los volúmenes ligados a la propia economía española se han recuperado de forma paulatina durante los últimos meses del ejercicio, aunque con altibajos.

La mercancía en tránsito ha frenado el efecto de la caída de los graneles sobre el cómputo global

La mercancía en contenedores en tránsito es uno de los pocos segmentos de tráfico portuario con signo positivo en 2020, periodo en el que ha crecido el 2,6%. También las mercancías en tránsito en su conjunto han logrado mantener cifras respecto al ejercicio anterior. Puertos del Estado lo ha explicado así: “La posición estratégica de los puertos españoles en el contexto del comercio mundial y de las principales rutas marítimas han permitido que las mercancías en tránsito siguieran creciendo hasta los 156 millones de toneladas, el 0,8% más que en 2019, lo cual representa que se mantiene el ratio de que un tercio de las mercancías movidas en nuestros puertos tienen como destino final otros países de nuestro entorno”.

“Veremos este año una recuperación gradual de los tráficos hasta alcanzar cifras similares a 2019”
Francisco Toledo Presidente de Puertos del Estado

La pandemia ha provocado el descenso del tráfico de contenedores en el conjunto de los puertos españoles, que han registrado un total de 16,7 millones de teus, el 4,3% menos que en 2019. Sin embargo, precisamente los más resilientes a los estragos del coronavirus han sido los contenedores en tránsito, que con algo más de 9,3 millones de unidades han calcado prácticamente la cifra registrada el año anterior, con una contracción de solo el 0,2%. De hecho, la cuota de contenedores en tránsito de los puertos españoles en 2020 sobre el total es la mayor de su historia. Se situó el año pasado en el 56% del volumen total de contenedores, muy superior a la registrada en 2019, cuando el tránsito supuso el 53,7% del total de teus registrados en los enclaves españoles.

Todos estos datos certifican que, pese a los efectos económicos del coronavirus y sus confinamientos, el sistema portuario español, con la alta conectividad de sus tres grandes complejos a la cabeza (Algeciras, Valencia y Barcelona), ha logrado mitigar el impacto de los blank sailings (el número de buques en los recintos españoles se ha reducido el 31,1% en 2020) y mantener unos niveles de actividad mejores de lo previsto. De esta forma, como ha reconocido Puertos del Estado, la mercancía general en contenedores, junto a las mercancías en tránsito, han permitido restar peso a las caídas de los graneles. Por ello, el presidente de Puertos del Estado, Francisco Toledo, ha valorado positivamente los resultados y ha recordado “que en el primer semestre de 2020 pronosticábamos un cierre en negativo que nos podría hacer perder entre el 10% y el 16% de los tráficos”. “Durante este ejercicio”, ha vaticinado, “veremos una recuperación gradual de los tráficos hasta alcanzar cifras similares a 2019”.

En cuanto a forma de presentación, la mercancía general, la que más valor aporta a la cuenta de resultados de los puertos y que supone cerca del 52% del total movido, ha recuperado en el último cuatrimestre gran parte de lo perdido desde el inicio de la pandemia. Puertos del Estado ha reseñado que productos como los abonos, aceites, frutas y hortalizas han contribuido con sus incrementos a alcanzar los 261,6 millones de toneladas movidas, lo que ha reducido el descenso acumulado al 4,5% respecto a 2019. En este apartado, destaca la mercancía general en contenedor, que ha registrado una disminución del 0,7% con respecto al ejercicio anterior, superando los 193,8 millones de toneladas.

LOS GRANDES DAMNIFICADOS: GRANELES, CARGA RODADA Y PASAJEROS
Por lo que respecta a los graneles líquidos, que conforman el segundo grupo de mercancías de más volumen en los recintos portuarios españoles con 167,1 millones de toneladas (el 33% del total), han descendido el 10,7%. Se han visto lastrado por la bajada de productos como los biocombustibles, el petróleo crudo y el fueloil, aunque algunos productos como el gasoil han crecido, según Puertos del Estado. Por su parte, los graneles sólidos han registrado un total de 77 millones de toneladas (el 15,2% del total), lo que ha supuesto un descenso del 15,2% con respecto a 2019. En este segmento se ha constatado el desplome del carbón (-24,3%) debido al acuerdo de cerrar las centrales carboeléctricas para mitigar el cambio climático, y algunos productos de construcción como el cemento, que ha descendido el 9%, y el asfalto, que ha caído el 6,7%.

Los graneles y la carga rodada han registrado descensos de doble dígito con respecto al ejercicio anterior

El tráfico Ro-Ro ha sido uno de los mayores perjudicados por la pandemia durante todo el año, especialmente en el caso de los automóviles, que vieron paralizada su producción en las factorías españolas desde el principio de la crisis sanitaria en el mes de marzo. En este sentido, los turismos, autobuses y camiones en régimen de mercancía han superado los 2,4 millones de unidades, con una caída del 27,4%. Esto ha provocado que, en cuanto a las toneladas de carga rodada registradas, se haya alcanzado un descenso del 13,9% con respecto al ejercicio de 2019, con algo más de 56,6 millones de toneladas. Los remolques, semirremolques y plataformas han visto reducido el número de unidades gestionadas por los puertos españoles en el 11,1%, con algo más de 1,1 millones en 2020.

Los pasajeros han sido el tráfico más afectado por las limitaciones de la pandemia

En lo que respecta al tráfico de pasajeros, sin duda ha sido uno de los más afectados por la pandemia. El total de pasajeros, de línea regular y de cruceros, ha descendido el 64,5%. El desplome ha sido mucho más acusado en el caso de los cruceros que, de los cerca de 1,4 millones de pasajeros contabilizados en 2020, prácticamente el 80% se registraron durante los meses de enero y febrero, previos a las limitaciones impuestas por la pandemia. Durante los diez últimos meses, “apenas se han contabilizado 260.000 pasajeros de crucero”, ha corroborado Puertos del Estado.

Centro de preferencias de privacidad

Anuncios

Estadísticas

Google Analytics