21 de abril de 2021 | Actualizado 18:02

El nuevo presidente del puerto de Santander ambiciona ser como Gijón y Bilbao

Francisco Martín aboga por "estar preparados para un futuro de cambios drásticos y hacer del de Santander un superpuerto"
Momento de la toma de posesión de Francisco Martín (centro) | Autoridad Portuaria de Santander

El exconsejero del Gobierno cántabro y nuevo presidente de la Autoridad Portuaria de Santander, Francisco Martín, ha abogado por convertir el recinto en una plataforma más competitiva, mejorando sus conexiones e infraestructuras. En su toma de posesión como presidente del puerto de Santander, ha expresado su deseo de aproximar el enclave al nivel de instalaciones vecinas como las de Bilbao o Gijón. A su juicio, deben “estar preparados para un futuro de cambios drásticos y hacer del de Santander un superpuerto como los que tienen tanto Asturias como el País Vasco”. En concreto, ha resaltado la necesidad de desarrollar “cuanto antes” el polígono industrial de La Pasiega, por el que ya se interesaron empresas de varios puntos del mundo, y la conexión por ferrocarril con Bilbao.

Francisco Martín considera imprescindible el desarrollo del Muelle 9 de Raos para garantizar el crecimiento del puerto

Martín se ha referido también a los nuevos proyectos que se están poniendo en marcha, como las terminales de fertilizantes, de contenedores y de gas natural licuado, así como la construcción del silo vertical para automóviles, el traslado de la terminal de ferrys y el Muelle 9 de Raos, cuya licitación está prevista para mayo de este año, y que a juicio del nuevo presidente de la autoridad portuaria, “es imprescindible para garantizar el crecimiento del puerto. El mismo día de su inauguración ya habrá operarios trabajando”, ha garantizado durante su discurso en la Estación Marítima, en la que ha estado acompañado por el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, entre otras personalidades del Ejecutivo regional del que hasta hace poco formaba parte.

Entre los retos más urgentes a los que se enfrenta el puerto de Santander, se encuentra el Brexit, que se espera que afecte de forma especial a la instalación portuaria por sus características geográficas y por las cinco rutas del recinto con Reino Unido. Otro de los puntos en los que el nuevo presidente pone el foco es el intrusismo que, en opinión de Martín, pone en peligro la confianza de los operadores en el puerto. “Desde la autoridad portuaria estamos trabajando duramente para intentar evitar este problema, que requiere más medios humanos, pero también tecnológicos”.