17 de junio de 2021 | Actualizado 6:00

La pandemia y la huelga de la estiba dejan los tráficos de Bilbao en niveles de 2013

El movimiento de mercancías ha caído el 16,7% y ha provocado la reducción del 14,9% de la cifra de negocio con respecto a 2019
Autoridad Portuaria de Bilbao

La Autoridad Portuaria de Bilbao ha calificado 2020 como “un año pésimo, sin paliativos”. El enclave vasco ha movido 29,5 millones de toneladas, el 16,7% menos que el ejercicio anterior. La institución ha apuntado a la crisis provocada por el Covid-19 y la huelga de la estiba han motivado que “los tráficos de 2020 se sitúen en ratios de 2013”. En este sentido, ha destacado que la crisis causada por la pandemia “ha originado, entre otros, la caída de la demanda de productos petrolíferos” y ha reseñado “la lamentable situación y calidad del servicio de estiba”.

La autoridad portuaria ha apuntado que hasta el mes de junio, “pese al efecto de la pandemia, el puerto tenía un descenso contenido, por debajo de la media de Puertos del Estado”. En septiembre, “la crisis junto a la fuga de tráficos que supuso varios preavisos de huelga, hizo que el descenso se igualara al resto de los puertos”, ha explicado el ente portuario. En diciembre, “por la huelga de la estiba iniciada en octubre, la pérdida de tráficos se sitúa ya por encima de la media estatal”.

Los tráficos que más han sufrido han sido el crudo de petróleo y el fueloil por la falta de demanda de combustibles, que ha llevado a Petronor (Repsol) a parar una de sus dos unidades de producción, lo que ha reducido el 40% su capacidad para procesar petróleo. Por otro lado, la autoridad portuaria ha subrayado la “caída importante de los productos siderometalúrgicos por la crisis y por preavisos y huelga de la estiba, que ha llevado a algunas empresas a canalizar sus productos por otros enclaves o modos de transporte“. La institución ha calculado que entre el 9% y el 22% de descenso de la carga seca es atribuible al efecto covid y el restante 13% a la huelga de la estiba. Las exportaciones han supuesto el 54% del tráfico, cifra similar a la de 2019. El Reino Unido sigue siendo el principal mercado del puerto de Bilbao y, si antes del Brexit el 66% del tráfico “era con terceros países, ahora con el Reino Unido fuera de la Unión Europea pasa a ser el 76%”.

La Autoridad Portuaria de Bilbao confía en una recuperación “que no será rápida en el tiempo”

La institución confía en que en 2021 “los datos serán mejores que los del ejercicio recién terminado”. En este sentido, algunos de los pilares en que se basará la recuperación serán: “La recuperación de la actividad económica en el ámbito geográfico y empresarial, la consolidación de un servicio de estiba flexible, competitivo y eficaz, el impulso de aspectos internos como una nueva política comercial, la consolidación de la apuesta por la digitalización, la innovación y la sostenibilidad, las oportunidades derivadas de la entrada en vigor del Brexit y la recuperación de la calidad de las infraestructuras y los servicios del puerto de Bilbao”.

DESCUENTOS EN TASAS Y MEDIDAS DE INYECCIÓN DE LIQUIDEZ
El importe de la cifra de negocio ha ascendido a 58,9 millones de euros, frente a los 69,3 millones de 2019, lo que ha representado una reducción del 14,9%. La Autoridad Portuaria de Bilbao ha atribuido este descenso en la facturación de 10,3 millones “al menor volumen de tráficos portuarios, así como a las medidas de apoyo económico a concesionarios y usuarios aplicadas por la institución en este pasado ejercicio 2020”. Así, se han adoptado descuentos en tasas de ocupación, actividad y buque por un importe total de 2,8 millones y la autoridad portuaria ha concedido aplazamientos en tasas, sin intereses ni garantías, por un importe total de 22,8 millones, además de reducir el plazo de pago a proveedores a cero días, con un impacto financiero adicional de 1,5 millones de euros.

Pese al descenso de los tráficos y la facturación, la Autoridad Portuaria de Bilbao ha anunciado que continúa con su plan de inversiones para responder a las necesidades operativas del puerto a corto, medio y largo plazo y para colaborar con la reactivación económica del sector privado a partir de las inversiones a realizar por las administraciones públicas. Debido al Covid-19 y a trámites administrativos que se han prolongado más de lo previsto, algunos proyectos llevan retraso en su ejecución o licitación, ha apuntado la institución.

INVERSIONES DE LA AUTORIDAD PORTUARIA DE BILBAO PARA 2021


Abarcará 201.399 metros cuadrados. La obra, ya en ejecución, cuenta con presupuesto de 8,5 millones de euros y finalizará en otoño de 2021. La Comisión Europea ha aportado el 20% del importe de construcción de este muelle, en el ámbito del programa Connecting Europe Facility (CEF), y el resto ha sido sufragado con fondos propios de la Autoridad Portuaria.


Generará 50.000 metros cuadrados de superficie y una línea de muelle de algo más de 200 metros lineales y 21 metros de calado para acoger nuevos proyectos. Las obras se licitarán esta primavera (pendiente de la inminente aprobación del Consejo de Ministros), por un importe de 29 millones aproximadamente.


Recientemente adjudicado por un importe de 4,2 millones de euros. Esta obra se iniciará este mes de febrero, el plazo de ejecución es de nueve meses y aliviará la congestión de tráfico existente en el control de acceso del Puerto de Bilbao por el Kalero, permitiendo un acceso directo y separado desde el vial interno del Puerto a la ZAD 2.


Proyecto de acondicionamiento estructural por un importe (a falta de completar el proyecto) de entre 15 y 20 millones de euros, que se licitará en otoño de este año 2021.


Al abrigo del dique-muelle de Punta Sollana, para el atraque de buques que tengan algún tipo de restricción para su atraque en muelle comercial, como averías mecánicas o similares, que impidan la navegación en condiciones de seguridad. El proyecto se ha adjudicado en otoño por un importe de 1,17 millones. Las obras se iniciarán en marzo, con un plazo de ejecución estimado de 8,5 meses.


Por un importe de 1,9 millones, que se iniciará en primavera de este año, con un plazo de ejecución estimado de 9 meses.

A estas iniciativas de la autoridad portuaria, se suman las inversiones privadas. En este sentido, la institución ha señalado que las empresas invertirán más de 79 millones de euros. Entre estas actuaciones, ha destacado la puesta en marcha por parte de Petronor "de un proyecto de marcado carácter estratégico, alcance global y referencia mundial vinculado a la innovación y la sostenibilidad medioambiental, que contribuirá a la reducción de emisiones de CO2 y a desarrollar la economía del hidrógeno en torno al puerto de Bilbao como núcleo neurálgico".