26 de julio de 2021 | Actualizado 12:54

DSV supera el primer año de pandemia con un crecimiento a doble dígito

Ha aumentado su beneficio bruto y sus ingresos en una cuarta parte por la integración de Panalpina y por los altos precios del transporte
DSV

El operador logístico danés DSV ha cerrado el ejercicio de 2020 con unos resultados financieros mejores de lo que anticipó antes de la pandemia. El aumento de los precios de la carga, sumado a la integración completa de Panalpina en el último trimestre del año, le han permitido alcanzar un beneficio bruto de 3.836 millones de euros, el 23,5% más interanual. Por su parte, los ingresos han ascendido hasta los 15.587 millones de euros, con un crecimiento del 26%. “Pese a la pandemia y imprevisibilidad, 2020 ha sido otro año sólido”, ha valorado el consejero delegado de DSV, Bjorn Andersen. “Hemos conseguido también un Ebit de 1.281 millones de euros, el 47% más que en 2019”.

La estrategia de ahorro de costes de DSV por el Covid-19 le ha permitido reducirlos en aproximadamente el 10% en el acumulado anual y ha sido “un motor principal del crecimiento de los beneficios en la segunda mitad del año”. En el caso de los ingresos, su división transitaria (Air & Sea) ha liderado las cuentas, pues los precios de transporte han alcanzado cifras récord en 2020. Los volúmenes aéreos de la compañía han aumentado el 19% en términos interanuales y los marítimos, el 16%, ambos influidos “por el impacto de Panalpina”, según han explicado. “Esperamos que la situación actual de capacidad limitada y altos precios en el shipping persistan durante buena parte de 2021”.

Por su parte, la división de transporte terrestre del operador, compuesta de la carretera y el ferrocarril, ha sido la más afectada por la pandemia, con una caída de ingresos del 2,6% por el declive de volúmenes, especialmente en el ámbito internacional. No obstante, sus beneficios han cerrado en positivo, con un aumento del 1%. “Algunas industrias, especialmente la de la automoción y bienes de capital, se han mantenido por debajo de los niveles de actividad normal”, han puntualizado. Cabe destacar que el Sur de Europa, junto al Sur de África, han sido los mercados más negativamente impactados. En cuanto al segmento de negocio logístico, ha cerrado el ejercicio en positivo, con un crecimiento de los beneficios (+11,5%), notablemente mayor al de los ingresos (+4,5%) y con impactos desiguales según el sector.

DSV ha realizado en 2020 sus primeras pruebas con drones autónomos para gestionar inventarios

En el ámbito tecnológico, el operador logístico danés ha introducido en 2020 nuevos servicios de seguimiento de las mercancías en las supply chains, almacenamientos robotizados y sistemas de recuperación en los centros especialmente diseñados para las operaciones de ecommerce. Asimismo, también se han realizado pruebas piloto con los primeros drones autónomos de la compañía para ayudar a gestionar los inventarios de los almacenes.

RESULTADOS DEL CUARTO TRIMESTRE
Al analizar de forma desagregada los resultados del último trimestre, es el periodo del año en el que las cuentas de la compañía más han crecido. En concreto, sus ingresos han aumentado el 10,5% interanual hasta los 4.264 millones de euros. “Se trata del primer trimestre con el impacto completo de la adquisición de Panalpina”, han detallado desde DSV. En cuanto al beneficio bruto, ha ascendido el 6,6% hasta los 969 millones, con “un buen desempeño en todas las divisiones”; mientras que el Ebit ha crecido el 54,6% hasta los 351 millones de euros.

DSV ASPIRA A CRECER CON NUEVAS ADQUISICIONES
Pese a la integración de Panalpina, la mayor adquisición en la historia de la compañía, el consejero delegado de DSV, Bjorn Andersen, ha señalado que “nuestra cuota de mercado es inferior al 5% debido a que se trata de una industria muy fragmentada”. Por ello, en los próximos años, DSV se ha reafirmado en su estrategia de crecimiento: “Las grandes adquisiciones se mantendrán como nuestro foco principal”, ha añadido el directivo. En relación a ello, DSV ha adquirido en 2020 las compañías Prime Cargo y Globeflight.

Por otra parte, de cara a 2021, la compañía prevé “un desarrollo estable en los mercados en los que operamos y una recuperación continua y gradual de la economía global”. Estas previsiones le han llevado a augurar un Ebit en el rango de entre 1.411 y 1.546 millones de euros. En relación a ello, Andersen ha añadido que “2021 será otro año lleno de retos, pero con nuestro modelo de negocio sólido y flexible, y con la gente adecuada a bordo, nos aseguraremos de mantener el flujo de las supply chains de nuestros clientes”.