21 de abril de 2021 | Actualizado 18:02

Ford implanta el 5G en su planta de Valencia para gestionar los vehículos de guiado automático

La compañía implementará esta tecnología junto a diversos socios tecnológicos en el marco del proyecto 5G-INDUCE de la Unión Europea
Vehículos de guiado automático en la planta de Ford en Valencia | Ford

La planta de Ford en Almussafes (Valencia) implantará la tecnología 5G y las innovaciones más recientes en robótica móvil, realidad virtual e inteligencia artificial con el apoyo del proyecto H2020 5G-INDUCE de la Unión Europea. La compañía automovilística participa en el mismo con ASTI Mobile Robotics, Ericsson, Fivecomm, YBVR, Intel, Gestoos, la Universidad de Burgos y la Universidad Politécnica de Valencia. En el ámbito de esta iniciativa, se implementarán y probarán tres casos de uso en la planta de Almussafes: la gestión autónoma de la flota de vehículos automáticos, la operación inteligente de los mismos basada en el reconocimiento de gestos humanos y la incorporación de la realidad virtual en el control de estos vehículos. El proyecto tiene una duración de tres años.

La conectividad 5G permitirá circular a los vehículos automáticos entre almacenes y proveedores de la planta

En las instalaciones de Ford, se emplean en la actualidad vehículos guiados de manera automática (AGV por sus siglas en inglés) solo para algunas funciones en interiores, con unidades guiadas por líneas magnéticas. La marca ha apuntado que, sin embargo, se han identificado necesidades específicas de conectividad y actualización de la flota como, por ejemplo, tecnologías que permitan optimizar algunos de los procesos de la cadena logística de distribución, para que los vehículos circulen entre los distintos almacenes de Ford y los de los proveedores. Así, se va a gestionar una pequeña flota de AGV con navegación simultánea de localización y mapeo tanto en exteriores como en interiores mediante la conectividad 5G y las capacidades de edge computing.

Otro de los objetivos de este proyecto es controlar los AGV mediante gestos y sin tener que usar ningún equipo especial, como guantes hápticos o gafas de realidad aumentada. Ford ha destacado que al no disponer de un equipo especial, no precisa gastar tiempo extra y tampoco se prevén costes en equipos, ya que no se requieren características especiales. Estas operaciones inteligentes basadas en el reconocimiento de gestos, ha señalado la compañía, revolucionarán la experiencia industrial y la seguridad.

La combinación con la realidad virtual permitirá una visión en directo desde el vehículo de guiado automático

Mediante una experiencia de inmersión de realidad virtual, el operario también obtendrá una visión interactiva de alta calidad de lo que ocurre en cada vehículo de guiado automático. Ford ha añadido que, gracias a esta tecnología, la planta se beneficiará de otras ventajas, como un incremento de la seguridad de las instalaciones o el reconocimiento de personas. El objetivo de esta parte del proyecto, ha apuntado la compañía, será explorar las capacidades de combinación de la realidad virtual y la tecnología 5G de última generación, para que un espectador en remoto tenga una visión inmersiva y en directo de 360 grados desde el AGV.