23 de abril de 2021 | Actualizado 18:12

El puerto de Santander recurre a la tecnología QR para agilizar los accesos a sus terminales

El sistema incorpora un portal de acreditaciones y permitirá un control más rápido de las aduanas y una mayor agilidad en las validaciones
Autoridad Portuaria de Santander

La Autoridad Portuaria de Santander ha implantado un sistema de código QR para agilizar los procesos de entrada a las terminales y otros espacios del recinto portuario, así como el control del despacho aduanero. Este sistema permite la solicitud de acceso a través de un portal de acreditaciones para dotar de rapidez a las validaciones y los controles de entrada. El presidente de la Autoridad Portuaria de Santander, Francisco Martín, ha explicado que “se trata de competir en calidad con las autoridades portuarias vecinas, convirtiendo el puerto en una infraestructura ágil” y que permita a los usuarios realizar sus operaciones “con la mayor rapidez y eficacia posibles”.

Frente a los controles tradicionales, la tecnología QR permitirá el acceso a las terminales portuarias con el mismo código de entrada al puerto mediante la integración de los sistemas de la terminal y la autoridad portuaria. El acceso a los viales y los recintos del puerto se llevarán a cabo mediante lectura de matrículas autorizadas. Por otro lado, facilitará la salida de mercancía fuera de la Unión Europea (UE) mediante la expedición de acreditaciones en las que figurará las matrículas de cabezas tractores y remolques para controlar el despacho aduanero de forma automática. También optimizará el acceso al recinto de seguridad para remolques y la gestión automatizada del acceso de los convoyes de mercancías peligrosas.

Ya se han instalado dos lectores en dos de los carriles de entrada y dos de los de salida del nuevo control de Raos y está previsto aumentar el número a los seis accesos con los que cuenta el recinto. Esta medida es una de las primeras que Francisco Martín pone en marcha en el puerto de Santander tras su llegada a la presidencia de la entidad a principios de febrero de este año, cuando anunció que mejoraría las dotaciones tecnológicas de las instalaciones santanderinas para competir con los puertos de Gijón y Bilbao.