8 de mayo de 2021 | Actualizado 8:59

Los cargadores ya repercuten la escalada de los costes del transporte en sus productos

El aumento del precio en determinados bienes para compensar el alza de los fletes amenaza con disparar la inflación en un contexto delicado
HMM / iStockphoto

El boom de los fletes de mercancías entre Asia y Europa está provocando que algunos cargadores se vean obligados a incrementar los precios de sus productos para asumir esta subida continuada, que se ha dado sobre todo en el modo marítimo y en el aéreo. En este sentido, la Confederación Española de Comercio (CEC) ha constatado que los precios de los costes de transporte “se han llegado a cuadruplicar”. Ante esto, “se puede optar por reducir márgenes en la medida de lo posible, pero obviamente en parte esta subida también se va a imputar al precio final del producto”. El porcentaje, según la Confederación, “varía en función del sector: en productos de más demanda y gran envergadura, que ocupan más espacio en las embarcaciones, se notará más porque importarlos es mucho más caro”.

El secretario general de Transprime, Jordi Espín, ha apuntado que los precios “se ven afectados en función del margen disponible de los productos. No todos ellos reflejan la realidad del coste de transporte todavía, pero tendrá un efecto gradual”. Espín ha señalado que “la variabilidad, inestabilidad y diferenciación de sectores no permite establecer una afectación lineal en el coste de todos los productos”. ” En lo que sí empieza a afectar”, ha añadido, “es en la escasez o menor disponibilidad de algunos, ya que se buscan franjas más económicas de transporte que no garantizan embarque inmediato y, por tanto, implican un tiempo de tránsito más elevado”.

“Los precios se ven afectados en función del margen disponible de los productos”
Jordi Espín Secretario general de Transprime

Por su parte, la secretaria general de la Asociación de Cargadores de España (ACE), Nuria Lacaci, ha destacado que en las cadenas de suministro más largas, “aquellas que implican un mayor número de agentes, el incremento de los precios del transporte se está absorbiendo entre los diferentes eslabones de la cadena, mientras que en las más cortas, ya se empieza a notar un incremento de los precios”. Lacaci ha señalado que, en aquellos casos en que se repercute, “los incrementos no llegan al 1%, lo que no cubre el ascenso de los costes de transporte”. Sin embargo, ha reconocido que “esto no se puede mantener indefinidamente, por lo que es preciso que los precios del transporte bajen cuanto antes si no queremos que aumente la inflación en un contexto de crisis económica”.

MUEBLE, DECORACIÓN, FERRETERÍA Y ELECTRODOMÉSTICOS, LOS MÁS AFECTADOS AFECTADOS
Según han trasladado las organizaciones que componen la Confederación Española de Comercio, “las empresas dedicadas al mueble o a la decoración sí están notando este incremento” en sus productos. Además, incluyen a la ferretería como otro de los más afectados, “aunque en este caso no lo están notando los establecimientos que cuentan con una planificación previa, pero es cierto que en productos realizados en hierro y aluminio, materiales que ahora mismo tienen mucha demanda, se están produciendo subidas de precio”, ha apuntado el organismo.

“Se está repercutiendo la subida en los bienes de alto valor producidos en centros alejados”
Nuria Lacaci Secretaria general de la Asociación de Cargadores Españoles (ACE)

“Otros sectores como el textil”, ha añadido la organización, “en los que el consumo ha caído de forma más notable, están tirando de stock acumulado e importando menos”. En este sentido, Nuria Lacaci ha manifestado que el precio del transporte “se está repercutiendo sobre todo en los productos de elevado valor añadido que se fabrican en centros de producción alejados”. Sin embargo, ha matizado que, como la crisis de los contenedores “está impactando en las cadenas marítimas más cortas debido a la falta de equipos, eso hace que también repercuta en los precios de determinadas materias primas y productos industriales”.

Passador

SIN CAMBIOS SIGNIFICATIVOS EN LOS PRECIOS DEL TRANSPORTE A CORTO PLAZO
La directora comercial de Stock Logistic, Cristina Portolés, en un webinar organizado por Ebury sobre las claves en materia financiera y logística para las empresas que realizan operaciones de importación con China, ha indicado que no se prevén "cambios significativos en los próximos meses, con independencia de que podamos asistir a algunas leves correcciones tras la celebración del año nuevo chino". La directiva no cree que volvamos "a los precios de hace unos años, y tampoco se prevé que pueda producirse una intervención de las autoridades regulatorias, pues en ausencia de un monopolio, es el mercado quien fija los precios".

Ante esta situación, ha aconsejado a las empresas que operan con China que, a la hora de gestionar sus necesidades de transporte, ajusten sus presupuestos a conciencia, busquen eficiencias y negocien tanto como puedan, aparte de confiar la carga a proveedores de transporte robustos y estables, que tengan capacidad y poder de compra de espacios. "A pesar de todo", ha añadido, "quizá no quede más remedio que trasladar los costes a los clientes".

La escasez de contenedores podría agravar la situación de los costes del transporte a corto plazo

En este sentido, Jordi Espín ha subrayado que se prevé "una escasez de contenedores a corto plazo que puede agravar la situación de los costes de transporte". Las previsiones son "que la ruta Asia-Europa seguirá creciendo hasta finales de primavera y, en la actualidad, ya está empezando la alteración de precios en las líneas Europa-América". Nuria Lacaci ha señalado que, a medio plazo, "la evolución de los precios del transporte variará en función de la demanda y de la situación sanitaria. Pasado el año nuevo chino, la demanda de transporte bajará y los precios también deberían hacerlo".

En relación a la situación sanitaria, la secretaria general de la Asociación de Cargadores de España ha apuntado que, si se cumplen las previsiones "y en verano está vacunada la mitad de la población y, además, llega el balón de oxígeno de los fondos de recuperación, la producción en Europa podría volver a niveles pre Covid-19, equilibrando el intercambio de bienes entre Europa y Asia". "Si esto es así", ha añadido, "es posible que, al final de todo, la repercusión en los precios no haya sido demasiado elevada".

LOS CARGADORES, EN PIE DE GUERRA
Los principales asociaciones de cargadores del mundo han lamentado de nuevo "el caótico mercado del transporte marítimo y la falta de mecanismos para resolverlo", ha señalado Global Shippers Alliance (GSA). El presidente de la alianza, Denis Choumert, ha afirmado que la producción, las actividades de marketing y la distribución se están interrumpiendo y los costes económicos son inasumibles". "Muchos puertos importantes en Europa están atascados", ha añadido el secretario general del European Shippers Council, Godfried Smit, "mientras los portacontenedores esperan un atraque, los contenedores de entrada esperan en las terminales para ser autorizados y las navieras rechazan las reservas de salida porque quieren agilizar el regreso de los contenedores al Lejano Oriente".

La crisis del transporte marítimo refleja la insuficiencia de los mecanismos regulatorios actuales

En este sentido, denuncian que la industria está sufriendo un rápido deterioro de la fiabilidad y la visibilidad. Según Choumert, las cancelaciones de escalas o blank sailings "han aumentado hasta el 30% en algunos intercambios y tan solo el 50% de los barcos llegan a tiempo, lo que afecta a la cadena de suministro". Los cargadores asiáticos se han quejado de que las navieras "se han aprovechado de la situación e imponen una gran cantidad de nuevos cargos ridículos, como la tarifa de confirmación de reserva, la de no presentación, la de cancelación tardía, de retención de contenedores o de reserva acelerada, que son inauditas y están recaudando a un nivel ridículamente alto".

Por ello, Global Shippers Alliance considera que la crisis del transporte marítimo "refleja la insuficiencia de los mecanismos regulatorios actuales para proteger el bienestar de toda la cadena de suministro global y, en particular, el bienestar del transporte marítimo, un elemento vital del comercio mundial". Por ello, han solicitado que estos mecanismos "sean revisados de inmediato".

Centro de preferencias de privacidad

Anuncios

Estadísticas

Google Analytics