24 de julio de 2021 | Actualizado 17:12

A Coruña busca soluciones para aliviar la tensión financiera por la inversión en el puerto exterior

El puerto urge a licitar el acceso ferroviario a Punta Langosteira tras el compromiso de prorrogar la Declaración de Impacto Ambiental
Tres buques atracados en Punta Langosteira | Autoridad Portuaria de A Coruña

El presidente de la Autoridad Portuaria de A Coruña, Martín Fernández Prado, ha instado a buscar una solución “para aliviar la tensión financiera impuesta por la ejecución del puerto exterior a medio plazo y evitar problemas en el futuro”. Fernández Prado ha indicado que el movimiento “de caja todavía permite un margen de maniobra en tesorería para tres o cuatro años más”. También ha añadido que la autoridad portuaria “está abierta al diálogo para buscar una alternativa que sustituya al planteamiento de los convenios de 2004, que apuntaban a la venta de los terrenos portuarios”, pero ha reiterado que es necesario “hallar pronto esa solución mediante acuerdos entre las instituciones”.

La tesorería de la autoridad portuaria permite un margen de maniobra de tres o cuatro años

En este sentido, el responsable portuario ha recordado que, a pesar de la mencionada tensión financiera, el organismo que preside “ha sido capaz de destinar desde 2012 inversiones por casi 200 millones de euros al proyecto de Langosteira, adicionales a las obras que habían sido contratadas en 2005″. De esta cantidad, 116 millones de euros corresponden a infraestructuras fundamentales como el contradique o la galería de graneles líquidos, entre otras, mientras que otros 80 millones de euros se han dedicado hasta el momento a cubrir amortizaciones e intereses de los préstamos contraídos para abordar el proyecto, ha apuntado la institución portuaria.

En una entrevista concedida a Radio Voz, Martín Fernández Prado ha indicado que existen vías “para despejar la deuda, entre ellas la de crear un órgano para gestionar la compra de suelo por parte de las administraciones de manera que los terrenos siguieran siendo públicos y la autoridad portuaria recibiera una contraprestación”. “Así lo hizo la Xunta de Galicia”, ha añadido, “que fue la única institución que se comprometió a aportar fondos para ello, nada menos que 20 millones de euros”. El presidente ha recordado, como segunda vía, que si bien “no están permitidas las ayudas directas, existen mecanismos para solicitar la excepcionalidad a la Comisión Europea”.

Puertos del Estado llevará a cabo una reestructuración de la deuda con una moratoria hasta 2035

En el encuentro celebrado entre las diferentes instituciones relacionadas con el enclave gallego para analizar su futuro, el secretario general de Infraestructuras del ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Sergio Vázquez, ha transmitido el apoyo del Gobierno “para alcanzar en un futuro la viabilidad económico-financiera del puerto de A Coruña”. En este sentido, el presidente de Puertos del Estado, Francisco Toledo, ha manifestado la intención de llevar a cabo una reestructuración de la deuda de la autoridad portuaria, con una moratoria hasta 2035, aliviando el escenario de pagos y vinculándola con los activos del puerto.

LA SOLUCIÓN PASA POR EL FERROCARRIL A PUNTA LANGOSTEIRA
Martín Fernández Prado ha apelado a la urgente necesidad de contar con el enlace ferrovario a Langosteira “no solo para garantizar la plena operatividad del puerto exterior, sino también para poder completar el proceso de traslado de los operadores que aún permanecen en el puerto interior y que dependen del tráfico ferroviario”. En este sentido, el presidente de la autoridad portuaria ha destacado el compromiso del ministerio de Transportes de prorrogar dos años más la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) de este proyecto, que vence en el mes de junio.

El ministerio de Transportes solicitará la ampliación de la Declaración de Impacto Ambiental hasta 2023

Fernández Prado ha señalado en Radio Voz que en ese escenario “era materialmente imposible conservar la vigencia de la DIA, porque en el horizonte de junio la obra tendría que estar ya iniciada, tal como dicta la normativa ambiental”. “Toca poner fecha cuanto antes para la licitación de una obra que cuenta con un proyecto maduro, porque se corre el riesgo de dejar caducar de nuevo la declaración de impacto, lo que implicaría otros cinco años más de tramitación”, ha añadido. Por su parte, el secretario general de Infraestructuras del ministerio de Transportes ha manifestado el compromiso para analizar las vías de financiación de este acceso a través de fondos europeos. En este contexto, ha apuntado el ministerio, se ha destacado la necesidad de la realización de un estudio detallado de la viabilidad económico-financiera por parte de la autoridad portuaria.

El puerto de A Coruña considera prioritario buscar los fondos para el acceso ferroviario

En el mejor de los escenarios, si la obra se licitara ahora mismo, el presidente de la Autoridad Portuaria de A Coruña ha calculado que tendrían que pasar “cinco o seis años para tener el tren operativo, sumando la adjudicación, contratación y la propia ejecución”. Fernández Prado ha subrayado que lo verdaderamente importante ahora “es buscar los fondos necesarios para materializar un proyecto que estaba comprometido en el protocolo firmado entre la Xunta y e Gobierno en 2018, que preveía su licitación para el primer semestre de 2019 y que se paralizó tras el cambio de Gobierno”.

INTERVENCIONES EN LOS MUELLES BATERÍA Y CALVO SOTELO
La Autoridad Portuaria de A Coruña ha indicado que el próximo mes de marzo comenzará el desmantelamiento de los silos de Bunge Ibérica en el muelle de Calvo Sotelo, una vez que la empresa ha trasladado sus operaciones al puerto exterior. Esta actuación se complementará previsiblemente a comienzos de 2022 con la demolición de las instalaciones de Oleosilos de Galicia, que ha iniciado ya la construcción de su nueva terminal de aceites y melaza en Punta Langosteira.