21 de abril de 2021 | Actualizado 15:22

Grimaldi encarga seis nuevos buques Ro-Ro multipropósito más eficientes y sostenibles

Los barcos, en los que invertirá más de 400 millones de euros, se destinarán a la línea entre el norte de Europa y África a partir de 2023
Uno de los buques de la naviera en su terminal de Lagos (Nigeria) | Grimaldi

La naviera Grimaldi Group ha encargado la construcción de seis nuevos buques Ro-Ro multipropósito al astillero coreano Hyundai Mipo Dockyard. Estas nuevas unidades, que suponen una inversión de más de 400 millones de euros, inaugurarán una nueva clase denominada “G5”, una evolución de la clase anterior y también construidos por el mismo astillero y que se incorporaron entre 2014 y 2015. La entrega de estos nuevos barcos está prevista entre los primeros meses de 2023 y finales de 2024 y sustituirán a las embarcaciones más viejos del grupo que hayan alcanzado los 25 años. Se destinarán al servicio de Grimaldi entre el norte de Europa y África occidental, particularmente a Lagos (Nigeria).

La nueva clase doblará la capacidad de transporte de contenedores que tenía la anterior

Los nuevos buques, ha indicado la compañía, “tendrán la misma capacidad de carga rodada y doblarán la de contenedores con respecto a los anteriores buques”. Dispondrán de una eslora de 250 metros y una manga de 38 metros y podrán transportar 4.700 metros lineales de carga, 2.500 CEU (Car Equivalent Unit) y 2.000 teus, ha indicado el grupo. Tanto el motor principal como los generadores diésel auxiliares cumplirán con los niveles de NOx impuestos por la regulación Tier III, mientras que el sistema de propulsión integrado entre el timón y las hélices minimizarán las pérdidas de vortex y, consecuentemente, optimizarán la eficiencia de la propulsión y reducirán el consumo de combustible.

Las nuevas unidades reducirán más del 43% las emisiones de CO2 por tonelada transportada

La compañía marítima ha señalado que los barcos serán diseñados para conectarse a la red eléctrica en los muelles donde esté disponible, “una alternativa al consumo de combustibles fósiles durante las estancias en puerto”. El consumo eléctrico de la maquinaria se reducirá gracias a la instalación de dispositivos de frecuencia variable y la aplicación de pinturas de baja fricción reducirá la resistencia del casco, lo que incrementará la eficiencia de las unidades. Los barcos, ha apuntado la naviera italiana, estarán equipados con sistemas híbridos de limpieza de gases y escape para reducir las emisiones de azufre y de partículas, los conocidos como ‘scrubbers’. La nueva clase “G5” reducirá las emisiones de CO2 por tonelada transportada más del 43% en comparación con otros barcos Ro-Ro multipropósito de Grimaldi.