21 de abril de 2021 | Actualizado 18:02

Las matriculaciones de vehículos industriales resisten a la tercera ola de la pandemia

Los vehículos comerciales ligeros no remontan y sus matriculaciones han caído el 17,6% en comparación con el mes de febrero de 2020
Volvo Trucks

Los vehículos industriales han conseguido resistir el impacto de la tercera ola de la pandemia del coronavirus y han registrado un alza en el mes de febrero del 6,4%, en comparación con el mismo mes del año anterior. Este comportamiento no se ha extendido al segmento de los comerciales ligeros, que han caído en el segundo mes del año con respecto a febrero de 2020. En este sentido, la portavoz de la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), Noemí Navas, ha destacado que la conjunción “de la tercera ola de la pandemia, la mala coyuntura económica y la caída de la confianza de los consumidores, sumados al fin del plan Renove y la subida del impuesto de matriculación, está teniendo un impacto muy negativo en las ventas”.

Por lo que respecta a los vehículos industriales, el crecimiento en el mes de febrero ha venido de la mano de los incrementos en los industriales ligeros de entre 3,5 y 6 toneladas, que han aumentado el 36,5% con respecto al segundo mes del año anterior, y los pesados, que han crecido el 9,7%, impulsados por las matriculaciones de tractocamiones, que se han incrementado el 18% con respecto a febrero de 2020. En el acumulado del año, sin embargo, se registra una caída del 4,1% en el segmento de vehículos industriales, y tan solo los ligeros (+10%) y los tractocamiones (+6,4%) se mantienen en positivo en los dos primeros meses del año con respecto al mismo periodo de 2020.

La matriculación de vehículos comerciales ligeros se ha reducido el 17,6% en febrero de este año en comparación con el segundo mes de 2020. El segmento más afectado, ha indicado Anfac, “es el de comerciales ligeros de menos de 2,8 toneladas, con una caída del 19,8% hasta las 1.230 unidades”. Por su parte, los derivados de turismo son el único segmento que crece, el 75,9% más. En el acumulado del año, las ventas de vehículos comerciales ligeros han caído el 23,9% con respecto al mismo periodo del año anterior, con 22.505 unidades matriculadas.

Por lo que respecta a las matriculaciones de turismos y todoterrenos, han mantenido el retroceso registrado el pasado mes de enero, con un descenso de ventas del 38,4% en febrero del presente ejercicio en comparación con el mismo mes de 2020. En el acumulado del primer bimestre, el desplome se ha situado en el 44,6% respecto de los dos primeros meses de 2020.

Por su parte, el portavoz de Faconauto, Raúl Morales, ha apuntado que es necesario que se vuelvan “a poner medidas sobre la mesa que dinamicen el mercado, como el Plan Renove o que se reconduzca la subida del impuesto de matriculación”. “Aspiramos”, ha añadido, “a que haya un cambio de tendencia a partir del verano y que el mercado se consolide en el segundo semestre del año, pero hasta entonces se esperan meses muy complicados para la actividad de los concesionarios y el empleo”. También la portavoz de Ganvam, Tania Puche, ha explicado que las cifras de febrero “ponen de manifiesto que el mercado está en situación de extrema gravedad. Aplicando un símil automovilístico, estamos en reserva”.