7 de diciembre de 2021 | Actualizado 6:02

Saitec elaborará el plan de transición energética para descarbonizar el puerto de Bilbao

Los trabajos estarán finalizados en los primeros meses de 2022 y dotarán al enclave de un análisis de las necesidades energéticas
Autoridad Portuaria de Bilbao

La Autoridad Portuaria de Bilbao ha adjudicado a Saitec los trabajos de asistencia técnica para la elaboración de su plan de transición energética, con el fin de conseguir un escenario neutro en carbono para 2050 en la línea de los objetivos europeos, estatales y regionales. La institución portuaria ha indicado que los trabajos estarán finalizados en los primeros meses de 2022 y dotarán al enclave portuario de un análisis de las necesidades energéticas actuales y futuras. Para ello, se establecerá un Plan Estratégico de Descarbonización a 2050 para trazar las líneas prioritarias de trabajo basado en criterios objetivables, con hitos intermedios que permitan evaluar su consecución, según la autoridad portuaria.

Los trabajos establecerán un plan de descarbonización y una hoja de ruta con horizonte en 2030

Además, se establecerá una hoja de ruta a 2030 con las intervenciones a realizar, junto con un sistema de evaluación y seguimiento. La autoridad portuaria ha indicado que, a partir de dicha evaluación, “se analizarán las medidas de eficiencia energética y el potencial de generación mediante renovables para lograr una transición energética con un horizonte 2030 y 2050”. A su vez, el proyecto incluirá una propuesta donde se analizará la viabilidad de la puesta en marcha de proyectos piloto, en un plazo de un año, alineados con la hoja de ruta 2030.

El trabajo se complementará con una herramienta que posibilite la toma de decisiones a la hora de abordar las medidas a adoptar, de cara a conseguir el cambio de modelo energético actual de forma autónoma y contínua. La Autoridad Portuaria de Bilbao ha señalado que continúa impulsando diferentes iniciativas orientadas a conseguir que el puerto sea un enclave más eficiente y sostenible. Promueve un modelo energético basado en el ahorro, la eficiencia energética y en la generación distribuida de energía a partir de fuentes renovables en instalaciones individuales o colectivas localizadas en puntos cercanos a su consumo, bien integradas desde el punto de vista de impacto ambiental y con modelos de negocio que permitan mantener esta estrategia en el tiempo.