21 de abril de 2021 | Actualizado 13:10
Academia de Cine

¿Cómo llega un Premio Goya desde la fundición hasta la alfombra roja?

Las estatuillas de los principales galardones del cine español viajan desde una fundición en Paracuellos de Jarama hasta los premiados
Yeso original de Benlliure / Fundación Mariano Benlliure

Fue Mariano Benlliure quien, por primera vez, creó en 1902 el busto del pintor Francisco Goya en el que se han inspirado, durante años, las estatuillas que se entregan a los ganadores de los premios más importantes del cine español. Un convenio firmado entre la fundación del histórico escultor valenciano y la Academia de Cine permitió reproducir el modelo original de Benlliure por primera vez el año pasado, inaugurando así una nueva década para los galardones. Este 2021, la Fundición Codina es la encargada por segundo año consecutivo de llevar a cabo esta reproducción del busto de Goya. Una de las novedades de esta edición es, sin duda, la incorporación de Nacex como socio logístico de los Goya. 

Fue la propia Fundación Mariano Benlliure la que eligió a la Fundición Codina para llevar a cabo la reproducción de las estatuillas por su “larga tradición de ya cinco generaciones”, que ha tenido como resultado la creación de piezas como la estatua de Carlos III en la Plaza del Sol de Madrid o la de Cristóbal Colón en Central Park (Nueva York). Además, en esta empresa familiar se fundieron las obras de Mariano Benlliure durante treinta años. El copropietario Miguel Ángel Codina explica que él mismo recogió el vaciado original de escayola de la casa de la nieta del escultor, una pieza que fue digitalizada en 3D para después sacar un modelo más pequeño, adaptado al tamaño y peso que demandaba la Academia de Cine. 

TRATAMIENTO VIP EN EL ENVÍO DE LAS ESTATUILLAS

Academia de Cine

Cada una de las reproducciones o estatuillas viaja dentro de su propia caja individual, envuelta en un material de foam grueso que permite que la escultura no sufra ningún tipo de daño. Si bien antes se utilizaba papel de burbujas, en la fundición se dieron cuenta de que este material impedía a la pieza transpirar y provocaba la aparición de manchas que afeaban su acabado. Aunque el año pasado fue la propia fundición quien se encargó de llevarlos hasta la gala, este año es la empresa logística Nacex quien ha realizado el transporte. A los premiados se les hará llegar un total de 34 estatuillas, pero la Fundición Codina tomó la decisión de crear 36, “por si pudiera surgir cualquier incidente e hiciera falta un grabado rápido”, explican. Cualquier otro año, todos los premios se habrían llevado a la gala para su entrega esa misma noche, pero la situación excepcional que vivimos por la pandemia ha motivado cambios. Este año tan solo tres estatuillas tendrán como destino el Teatro del Soho CaixaBank de Málaga: el Goya de Honor, que recae en la actriz Ángela Molina, y las dos estatuillas extras que se han realizado, que llegarán hasta allí de mano de la Academia. El resto permanecerá en la sede de Madrid de la Academia, a la espera de que los premiados pasen a recogerlas o bien, Nacex realice el envío al domicilio de tan preciado galardón.

Nacex

Las estatuillas se recogieron del taller de la Fundición Codina, en Paracuellos del Jarama, el pasado 19 de febrero y se entregaron directamente en la Academia de Cine, en Madrid. “No es un tipo de envío al uso y, por eso, le brindamos un trato especial”, reconoce sin ambages el director comercial de Nacex, Xavier Calvo. Normalmente, los envíos del operador logístico de última milla del grupo Logista tienen un procedimiento por el cual una franquicia va a recoger el paquete y, por la noche, lo clasifica en una de sus plataformas, para posteriormente encargar a otra franquicia la llegada a su destino. “Usando este método, corríamos el riesgo de que hubiera un pinchazo, un problema meteorológico, controles en la autopista… que son cosas que pasan en un porcentaje muy pequeño, pero no queríamos arriesgarnos”, explica Xavier Calvo. Por esta razón, la empresa tomó la decisión de evitar procesos intermedios y, con un vehículo dedicado de Nacex, realizó el recorrido de forma directa, sin pasar por plataforma y sin que interviniese en el proceso ninguna franquicia. “Es por seguridad y fiabilidad”, señalan desde la compañía logística. De hecho, “ya lo hemos hecho con otros encargos de premios y eventos especiales, como con la Copa del Rey”.

Nacex destaca que, tanto en este caso especial como en cualquiera de sus envíos diarios, el producto transportado cuenta con sistemas de seguridad que usa en todas sus operaciones. Por un lado, las rutas y los vehículos están geolocalizados, las puertas y los candados de sus vehículos cuentan con la máxima seguridad y se conoce en qué momento el vehículo para o tiene que repostar para no perder en ningún momento la pista al envío.

LAS ESTATUILLAS HAN BAJADO PESO ESTE AÑO
Los bustos de Goya que se entregan a los premiados se fabrican uno por uno , sin ningún tipo de proceso mecanizado y durante, aproximadamente, unos dos meses. La técnica que se utiliza es la de la “cera perdida”, un proceso de fundición que comienza con un negativo en silicona y por medio del cual se sacan reproducciones exactas en cera. Esta réplica se crea con un grosor muy fino: “El año pasado hicimos las estatuillas de casi cuatro kilogramos y nos dijeron que pesaban demasiado, que debían ser más manejables, por lo que este año la idea era no pasar de los 2,7 kilogramos”, ha señalado Miguel Ángel Codina.

Proceso de fundición de las estatuillas / Academia de Cine

El molde de cera resultante se rellena por dentro y por fuera de una pasta refractaria, es decir, que resiste altas temperaturas sin descomponerse y permite introducir el busto de cera en el horno. Con el calor, la cera desaparece, pero permanece el material refractario, dejando una especie de estatua hueca: “Era el escultor Julio López Hernández quién decía que, en un momento, la escultura es de aire”, recuerda el copropietario de la Fundición Codina. En el lugar que deja la cera, se introduce el bronce líquido a 1.200 grados, aproximadamente, para dejarlo enfriar con posterioridad. En la fase final, la estatua se limpia por dentro y por fuera del material refractario, se repasa, se eliminan imperfecciones y se envejece: “La estatua se ‘patina’, es decir, la tratamos con productos químicos para que dé la sensación de que han pasado por ella los años para que adquiera el tono verdoso tan característico”, explica Miguel Ángel Codina. Una vez envejecida y tras pasar los pertinentes análisis de calidad, solo queda empaquetarlas para iniciar el viaje hasta las manos de los premiados.

UNA EDICIÓN DIFERENTE POR EL COVID-19
Esta 35ª edición de los Premios Goya se celebra de forma distinta por las circunstancias. Tan solo las personas indispensables mínimas asistirán al teatro hoy, 6 de marzo, en tanto que los nominados estarán conectados desde sus casas de forma telemática. “Hemos trabajado con todos los medios técnicos para que todos y todas estén en directo y podamos ver su imagen en el momento en que se desvelan los ganadores de cada categoría, y tengan la oportunidad de agradecer y celebrar el premio en directo”, ha manifestado el presidente de la Academia de Cine, Mariano Barroso. En esta edición, competirán por ganar el deseado premio a mejor película los filmes Adú, de Salvador Calvo; Ane, de David Pérez Sañudo; La boda de Rosa, de Icíar Bollaín; Las Niñas, de Pilar Palomero; y Sentimental, de Cesc Gay. Entre los nominados a mejor actor y actriz protagonista, se encuentran Mario Casas, Amaria Aberasturi, Javier Cámara o Candela Peña, entre otros.