18 de abril de 2021 | Actualizado 9:43

El puerto de Tarragona, Repsol y Vila-seca impulsan un macroproyecto de recuperación

Cal·lípolis Next Generation promueve un polo de motor económico industrial, logístico-intermodal, turístico y paisajístico en Tarragona
ZAL del puerto de Tarragona | Puerto de Tarragona

La Autoridad Portuaria de Tarragona, Repsol y el Ayuntamiento de Vila-seca se han aliado para impulsar el macroproyecto Cal·lípolis Next Generation, cuyo objetivo es contribuir a la recuperación económica y social de El Camp del Tarragona. “Es líder, innovador y transversal, con una clara apuesta por la economía verde, por el turismo sostenible y por la recuperación paisajística de espacios naturales”, ha destacado el presidente de la Autoridad Portuaria de Tarragona, Josep Maria Cruset. Con un valor de 259,5 millones de euros, la iniciativa se divide en 11 proyectos para convertir el espacio a caballo entre La Pineda y el propio puerto en un nuevo motor económico, industrial, logístico, intermodal, turístico y paisajístico.

“Cada uno de sus hitos ayudará al desarrollo socioeconómico sostenible del sur de Catalunya, a la consolidación e impulso empresarial del territorio, a la recuperación del sector turístico de Vila-seca y la Costa Daurada, y a la restauración y conservación de los espacios naturales”, ha añadido Cruset. En concreto, la iniciativa se desarrollará junto a cinco socios más: la Universitat Rovira y Virgili; el Instituto de Hidráulica Ambiental de la Universidad de Cantabria; las pymes tecnológicas Prodevelop y Portel Logístic Technologies; y la asociación empresarial Apport.

La Rovira i Virgili, la Universidad de Cantabria, Prodevelop, Portel y Apport también participan

En relación a ello, los impulsores de la iniciativa presentaron su propuesta en forma de manifestación de interés el pasado 20 de enero para que sea incluida en el Programa de Impulso de Proyectos Tractores de Competitividad y Sostenibilidad Industrial del ministerio de Industria, Comercio y Turismo. Asimismo, el proyecto se integra dentro de la estrategia de mapeo de las posibles candidaturas que se presentarán a la UE para lograr una aportación de 142.000 millones de euros del fondo Next Generation para todo el Estado.

Passador

HITOS DE CAL·LÍPOLIS NEXT GENERATION
Uno de los ejes principales del proyecto es el desarrollo de nuevas infraestructuras, el impulso a la actividad portuaria y la generación de empresas y ocupación. Por parte del puerto de Tarragona, incluye el desarrollo de la Zona de Actividades Logísticas (ZAL), el crecimiento de los tráficos de mercancías con la construcción del nuevo contradique Els Prats o el impulso de la intermodalidad con el desarrollo de la conectividad de la ZAL. Específicamente, se trata del desarrollo de la conectividad de la ZAL con la terminal intermodal de La Boella, que está prevista para una capacidad de ocho trenes diarios, correspondientes a 16 movimientos diarios. Entre el 65% y el 75% del tráfico se realizará con el centro y el norte de Europa, mientras que entre el 25% y el 35% iría a destinos de la Península Ibérica, entre ellos Portugal. 

Por otra parte, Cruset ha destacado la "solidez de la propuesta", pues en la mayoría de los casos “se trata de proyectos técnicamente y administrativamente muy avanzados, con dotación presupuestaria, con un alto grado de viabilidad y que se podrán ejecutar dentro del período marcado por la UE, entre 2021 y 2024”. Asimismo, el presidente ha destacado la exportabilidad del proyecto a otros espacios portuarios o de costa. Por otra parte, también se prevé un nuevo frente marítimo, la recuperación del paisaje y la apuesta por el turismo sostenible, por ejemplo, con la recuperación ambiental de la Red Natura 2000, la recuperación ambiental del paseo marítimo de La Pineda, la regeneración del ecosistema marino o la integración del nuevo contradique de Els Prats con su entorno.

“Se trata de proyectos muy avanzados y con dotación presupuestaria"
Josep Maria Cruset Presidente del puerto de Tarragona

En referencia al complejo industrial de Repsol en Tarragona, se encargará de la modernización de la logística de hidrocarburos y la reducción del riesgo de emergencias ambientales mediante dos proyectos. El primero, con un presupuesto de 19,8 millones de euros, constará de la transformación del frente 80-S en el pantalán con la eliminación de la actual monoboya, hecho que permitirá el atraque de embarcaciones de hasta 140.000 toneladas de peso muerto. Además, el segundo proyecto se basa en la construcción de dos depósitos que mejorarán la operativa del conjunto de la instalación, con un presupuesto de 21 millones.

Finalmente, otros aspectos pasan por el desarrollo de un tracking digital de camiones dentro del recinto portuario, que Prodevelop creará con una inversión de 550.000 euros. Asimismo, esta iniciativa se vinculará con el sistema de entregas de agroalimentarios (SEA) del recinto portuario. Por su parte, Portel Logistic Technologies revisará y mejorará el proceso de gestión de accesos para vincularlo a los nuevos negocios y tecnologías según las normas actuales. Además, también busca mejorar el proceso de registro del transportista en el sistema y la explotación de la información generada por la autoridad portuaria. Este proyecto de innovación y digitalización para una mayor eficiencia y sostenibilidad cuenta con un presupuesto de 2,75 millones de euros.