22 de septiembre de 2021 | Actualizado 13:21
Marco Urios Consejero delegado de Factor 5

“Los cargadores necesitan más flexibilidad, agilidad e integración en un contexto tan variable como el actual”

Marco Urios | Factor 5

Perfil

Marco Urios
Marco Urios
Es MBA por el INSEAD de París. Con más de 25 años de trayectoria profesional adquirida en diversos entornos, Urios es responsable de transformaciones de operaciones y organizaciones para mejorar el desarrollo de negocio. Ha sido consejero y ha ocupado puestos ejecutivos en compañías del sector retail, digital, tecnológico e industrial, y desempeñó diversas funciones en el conglomerado empresarial emiratí Majid Al Futtaim desde 2015.

La volatilidad que ha provocado la pandemia no ha sorteado a ningún sector. Los operadores logísticos se han visto inmersos en un malabarismo de reinvención a gran velocidad. El retorno de los clientes a sus carteras lleva a algunas de estas compañías, como Factor 5, a mostrarse optimistas sobre la evolución de esta crisis y valoran positivamente tanto la gestión del talento humano como los avances tecnológicos fruto de la adaptación a la nueva realidad. Algunos de ellos han servido para sentar las bases de proyectos futuros. Tras un año de su estreno como consejero delegado de Factor 5, que prácticamente coincide en fechas con el inicio de la crisis, Marco Urios comparte sus perspectivas sobre el porvenir de su sector y hace balance de lo logrado en el negocio de tecnología logística.

¿Cuál es su balance en este primer año como primer ejecutivo de Factor 5?

Este año hemos tenido muchos retos a nivel personal y a nivel de empresa, todos ellos desconocidos y relacionados con la gestión del estado de alarma. Pese a todo, el balance es positivo porque hemos tenido la capacidad de reinventarnos y de gestionar los altos y bajos de la actividad de una manera muy flexible y ágil. Hemos hecho muchas cosas nuevas, nos hemos atrevido a hacerlas y lo mas importante es que hemos estado cerca de las necesidades de nuestros clientes, que tenían un momento de incertidumbre enorme. Este periodo nos ha permitido estar mucho mas cerca de ellos e integrarnos mejor de lo que estábamos.

¿Qué hitos alcanzados este último año destacaría?

El número uno ha sido gestionar y mitigar los efectos derivados de la situación sanitaria para garantizar la seguridad y limitar los contagios entre nuestros empleados al máximo posible. A raíz de eso, hemos aumentado la comunicación necesaria, con diálogos muy fluidos y frecuentes con los clientes, mucho mayores de los que teníamos, para llegar a acuerdos buenos para todos. A nivel empresarial, este reto deja resultados positivos gracias a los nuevos clientes que han llegado y los nuevos servicios que hemos prestado, a pesar de que los volúmenes fueron bajos. A nivel organizativo, nos hemos enfrentado a muchos retos en la renovación de recursos humanos, reforzando mucho el equipo de tecnología con perfiles adaptados a las nuevas necesidades.

Nos hemos enfrentado a muchos retos en la renovación de recursos humanos”

¿Cuáles han sido las mejoras tecnológicas más relevantes en la logística de Factor 5?

Las más importantes quizá sean los planes de contingencia que hemos puesto en marcha para garantizar la continuidad de las operaciones. En el sistema de gestión de almacenes, hemos mejorado la trazabilidad, visibilidad y hemos aplicado la inteligencia artificial para desarrollar aplicaciones que agilicen la gestión de devoluciones y que permitan cerrar pedidos en 22 segundos. Ahora mismo, hay en marcha otras estrategias para robotizar dos operaciones de clientes actuales y otra de uno nuevo. Una de esas operaciones será de perfumería y cosmética, otra de retail de gran consumo, que se pondrá en marcha el mes que viene. En esas dos estamos actualmente en fase de diseño. En la restante, de ecommerce y alimentación de productos secos, la robotización ya se está aplicando. Nuestra intención es aplicarla también en las operaciones manuales de nuestros almacenes de forma que preparemos todos los pedidos en el día, lo que supondría emplear a no más de cuatro personas y lo que movería millones de unidades al año.

Nuestro objetivo es acabar preparando todos los pedidos en el día con la robotización”

¿Cómo integran la tecnología en el ámbito de la cadena de suministro de última milla?

De entrada nos hemos integrado con varios agentes de transporte que operan tanto a nivel nacional como internacional a través de una web que hemos creado para generarles toda la información que podamos en formato digital y donde figura el planning de carga y descarga de cada transportista. Así nos aseguramos de que, independientemente de la tecnología que use cada agente de transporte, el cliente vea el estado de su pedido en tiempo real. Para los agentes que no tengan instrumentos que permitan llevar a cabo un buen tracking, seguimiento y gestión y registro de incidencias, hemos pesto en marcha una aplicación móvil que hace esencialmente lo mismo. En resumen: estamos aplicando inteligencia artificial para ser más eficientes y competitivos. Con ella, reajustamos entregas y nos sirve incluso para saber dónde ubicar nuestros almacenes.

¿Qué soluciones logísticas de las que ofrece Factor 5 han experimentado mayor auge en este último año, marcado por una pandemia?

Las tres facilidades que más se han demandado han sido las aplicadas a farmacia, retail de alimentación y comercio online. En farmacia, por ejemplo, hemos puesto en marcha la estrategia de mejora de devoluciones y preparación de pedidos eficiente. En alimentación, hemos analizado cómo ser más productivos. Hay que recordar marzo y abril del año pasado y cómo creció la demanda, cuando los supermercados tenían las estanterías vacías. En ese sentido, no acumulamos ningún retraso porque, aunque no había nada previsto, entre servir tarde o aplicar un nuevo algoritmo, asumimos el riesgo y nos salió bien. Y en comercio online también hemos crecido exponencialmente, aplicando estrategias inteligentes de preparación de mercancías y de asignación de agencias de transporte en función de las peticiones del cliente.

Aplicamos inteligencia artificial para reajustar entregas y saber dónde ubicar nuestros centros”

¿En qué han cambiado las demandas de servicios logísticos por parte de los cargadores?

Hoy piden tres cosas: flexibilidad para adaptarse a la variabilidad e incertidumbre que hay en el mercado; agilidad para poner en marcha buenos proyectos de manera rápida, efectiva y eficiente; y operadores que den la mayoría de servicios integrados en uno solo. Es decir, no hablar con 20 personas. Lo que yo llamo ‘one stop-shop’. En nuestro caso, como somos una empresa lo suficientemente grande como para hacer cosas nuevas, pero lo suficientemente pequeña como para orientarnos al cliente, tenemos una gran agilidad. Durante el Black Friday, estuvimos preparando y estudiando estrategias en el mes de agosto, desarrollando las tecnologías en septiembre y poniéndolas en marcha en octubre.

¿Cuáles son sus principales centros logísticos en la Península? ¿Tienen previsto crecer en alguno de los emplazamientos actuales o desembarcar en otros?

Tenemos bastantes almacenes en España. Tenemos más de 250.000 metros cuadrados en Madrid y la zona de su alrededor, en Guadalajara, Sevilla y Barcelona. Nuestra estrategia en cuanto a crecimiento va a necesitar enlazar alternativas, es decir, vamos a crecer en las zonas donde ya estamos y nos implantaremos en zonas donde no estamos, pero lo requiera el negocio, y tan pronto se nos presenten oportunidades. Tenemos capacidad de inversión y esperamos que todo lo que hemos hecho en la estrategia de negocio el año pasado se materialice y sea una realidad.

¿Alguno de esos nuevos emplazamientos está en el extranjero?

Ahora mismo no, y por una razón muy sencilla: si conocemos al cliente y al país, vamos. Si no conocemos el país, pero el cliente nos propone acompañarle al extranjero, también. Pero si no conocemos ni a uno ni a otro, mejor que no vayamos porque nos va a costar mucho y no vamos a aportar demasiado valor. Nuestra hoja de ruta hoy es fundamentalmente el mercado de la Península Ibérica porque es muy interesante para un operador como nosotros y para los clientes que busquen experiencia y fiabilidad.

Anticipo que este ejercicio creceremos el 25% por las actividades del año anterior”

El talento joven empieza a ser muy demandado en el terreno de la logística. ¿Qué estrategias se siguen en la empresa para fomentarlo?

Sin duda es así. No queremos perder toda la potencia de nuestros equipos y para ello, hemos hecho el mayor esfuerzo en formación de recursos humanos en tres áreas: formación, liderazgo y gestión de equipos. Creemos en la promoción interna y en el talento joven y por eso estamos incorporando perfiles muy específicos al servicio de nuestro crecimiento. Esto permite abrir muchas oportunidades para muchos jóvenes muy preparados que vamos reclutando en áreas como Operaciones, Ingeniería y Tecnología. Además, creemos en la promoción interna, creemos en el talento joven y en esto estamos incorporando talento joven con perfiles muy específicos al servicio de nuestro crecimiento.

¿Qué pasos sigue el plan estratégico de cara al futuro?

Poco a poco vamos creciendo en las áreas que he mencionado y aquellos clientes que se fueron vuelven ahora, con niveles casi previos a los de la pandemia. En este sentido, nuestra cartera de clientes está muy bien diversificada, lo cual enriquece nuestra experiencia y hace que todas las innovaciones que aplicamos a un sector de actividad lo podamos implantar en otros. Esto nos da un contexto de transversalidad y de multiespecialización. Puedo anticipar que en 2021 creceremos al menos un 25%, siendo conservador, fruto de lo que hemos hecho el año pasado.