14 de abril de 2021 | Actualizado 15:10

Buran Energy desarrollará el proyecto de hidrógeno renovable del puerto de Málaga

El puerto de Málaga ha diseñado una red de producción combinada de electricidad, hidrógeno renovable y amoníaco en su recinto portuario
Autoridad Portuaria de Málaga

La Autoridad Portuaria de Málaga, a través de un consorcio de empresas especializadas, ha presentado a la convocatoria del Pacto Verde Europeo, financiada en el marco del programa Horizon 2020, su proyecto Digital H2 Green, una idea de diseño e implementación de una red inteligente de producción combinada de electricidad, hidrógeno renovable y amoníaco en su recinto portuario. La finalidad del proyecto es promover la generación distribuida de energía como base del autoconsumo sostenible en la comunidad portuaria. Para ello, se instalarán estaciones de recarga eléctrica y de hidrógeno para buques y vehículos terrestres. Las estimaciones de la autoridad portuaria prevén una reducción del 65% de emisiones contaminantes. El plan está promovido por la Autoridad Portuaria de Málaga como organismo público y por la energética Buran Energy, que será quien lo ejecute y desarrolle.

El proyecto está integrado por 13 organizaciones nacionales e internacionales especializadas en el sector que buscan mejorar la eficiencia energética del puerto de Málaga. El presidente de la autoridad portuaria, Carlos Rubio, ha destacado la iniciativa como parte del compromiso del puerto con la sostenibilidad y ha añadido que “la instalación cuenta con una interesante localización e infraestructuras que dan valor a su elección como faro de las energías renovables”.

Por su parte, el presidente de Buran Energy, Ramón Carrasco, ha destacado la integración de la inteligencia artificial con la producción de hidrógeno y ha destacado “el gran potencial de este proyecto como centro de transición a la neutralidad en carbono”. La planta piloto se construirá precisamente en la planta que Buran Energy posee en el puerto de Málaga y desde allí se llevarán a cabo operaciones de generación, almacenamiento y abastecimiento de energía reduciendo el espacio utilizado para ello y facilitando el transporte de dichas fuentes de energía en contenedores. Según la autoridad portuaria, esto supondría un “modelo idóneo” para proyectos de pequeña escala.

MÁLAGA SE MARCA 2023 COMO OBJETIVO DE PUERTO VERDE
La entidad portuaria malagueña impulsó la iniciativa Puerto Verde en 2019 y centró sus actuaciones en tres líneas básicas: la implantación de árboles y espacios verdes en varias zonas del puerto, con especial énfasis en las zonas de transición entre la ciudad y el área industrial; la construcción de instalaciones de aprovechamiento de energías renovables; y la reducción de las emisiones de CO2 mediante la sustitución de los combustibles fósiles por fuentes renovables y el aumento de la eficiencia energética. Además, el plan contempla la creación de un punto limpio en el puerto.