21 de abril de 2021 | Actualizado 15:10

El macroproyecto de Tarragona para los fondos europeos recibe el apoyo de las administraciones

Generalitat de Catalunya y Gobierno central arropan a Cal·lípolis Next Generation en el marco de un evento para promocionar la iniciativa
De izquierda a derecha: Damià Calvet, Teresa Cunillera y Ramon Tremosa | Autoridad Portuaria de Tarragona

El macroproyecto Cal·lípolis Next Generation ha conseguido el apoyo de las administraciones públicas catalanas y estatales en el marco de un evento en el que se han detallado los hitos de la iniciativa. Impulsado por el puerto de Tarragona, Repsol y el Ayuntamiento de Vila-seca, “hay una preparación detrás que le da solvencia”, tal como ha señalado la delegada del Gobierno en Catalunya, Teresa Cunillera. De hecho, ha destacado que cumple con los pilares básicos de los fondos Next Generation, como la digitalización y la sostenibilidad, aunque ha puntualizado que aún se debe avanzar en ámbito de la brecha de género. “Es un proyecto muy estimulante y que cuenta con una dinámica y consecuencias que seguramente hoy no somos capaces de sospechar”, ha manifestado.

“Es estimulante y cuenta con consecuencias que hoy no somos capaces de sospechar”
Teresa Cunillera Delegada del Gobierno en Catalunya

El consejero de Territori i Sostenibilitat de Catalunya, Damià Calvet, ha incidido especialmente en la palanca sostenible del Cal·lípolis Next Generation, con su voluntad de renaturalizar el litoral tarraconense. Asimismo, ha incidido en la necesidad de centrar la reactivación económica de los próximos años en la agenda verde: “Nos tiene que permitir desarrollar territorios más preparados para las futuras emergencias que surgirán”. Como ejemplo de planificación urbanística sostenible, el consejero también ha destacado la ZAL de Tarragona, un proyecto “de largo recorrido que ha tenido en todos sus conceptos la sostenibilidad como factor clave para su aprobación”.

Por su parte, el consejero de Empresa i Coneixement de Catalunya, Ramon Tremosa, ha recordado que “hoy en día sin logística no hay industria, y la industria es el sector que más resiste a todas las crisis, el que más productividad genera”. En relación a ello, Cunillera ha concluido que “tenemos la tendencia de hablar siempre de infraestructuras, pero la gran infraestructura siempre genera un ámbito de necesidades, de complementariedades, que es lo que permite la cohesión territorial”.

“La ZAL de Tarragona ha tenido en todos sus conceptos la sostenibilidad como factor clave”
Damià Calvet Consejero de Territori i Sostenibilitat de Catalunya

UNA INICIATIVA PARA POSICIONAR A TARRAGONA A LA CABEZA DE EUROPA
El presidente de la Autoridad Portuaria de Tarragona, Josep Maria Cruset, también ha participado en el acto y ha detallado que “la mayor parte de los hitos del proyecto cuenta con los trámites urbanísticos finalizados y con proyectos redactados”. Por ello, ha recalcado que “enseguida que dispongan de fondos europeos se podrán llevar a la práctica en pocos meses”. Por su parte, el presidente de Repsol, Antonio Brufau, ha destacado el papel de Tarragona como “el complejo petroquímico más importante del sur de Europa” y su voluntad de que se consolide como el principal a nivel europeo.

En concreto, Brufau ha destacado cuatro pilares a tener en cuenta para el futuro del sector petroquímico: la necesidad de alcanzar una mayor eficiencia energética; la economía circular; el uso del hidrógeno en el ámbito industrial y de la movilidad; y la captura del CO2 para integrarlo nuevamente como materia prima en el proceso industrial. Además, ha destacado que los fondos europeos permitirían avanzar en ámbitos como la construcción de una planta para biocombustibles avanzados, con una inversión próxima a los 600 millones de euros, o la producción de biogás con residuos sólidos. “Si Europa entendiese que son proyectos de futuro, en cuatro o cinco años podríamos estar invirtiendo del orden de 1.400 millones de euros Tarragona”, ha asegurado.