27 de septiembre de 2021 | Actualizado 8:20

Europa insiste en la necesidad de digitalizar el ferrocarril para optimizar su uso

El transporte ferroviario europeo busca extender su base de clientes a las pymes para incrementar volúmenes de mercancías
Siemens

La comisaria de Transporte de la UE, Adina Valean, ha reiterado la necesidad de incorporar una capa digital a la infraestructura física ferroviaria para mejorar el uso de la red, aumentar capacidades e incrementar la seguridad. “Al optimizar el tráfico, podremos tener más trenes en nuestras líneas y reducir la necesidad de construir nuevas, pues la infraestructura existente se utilizará mejor”. Concretamente, Valean lo ha concretado en el despliegue del sistema europeo de gestión del tráfico ferroviario (ERTMS, por sus siglas en inglés) y de automatizar allí donde sea necesario. “Solo cuando dispongamos de un único sistema en Europa pararemos de intercambiar locomotoras en las fronteras”, ha asegurado en el marco de la jornada inaugural del Año Europeo del Ferrocarril 2021.

“Al optimizar el tráfico, podremos tener más trenes y reducir la construcción de nuevas líneas”
Adina Valean Comisaria de Transporte de la UE

El director general de Alstom, en representación de la industria ferroviaria europea, Henri Poupart-Lafarge, ha coincidido al afirmar que “es muy caro desde el punto de vista económico y medioambiental construir nuevas líneas” y que “tenemos que incrementar la capacidad en las existentes teniendo en cuenta los aumentos de velocidad”. El director ejecutivo de European Union Agency for Railways, Josef Doppelbauer, ha añadido que esta nueva infraestructura digital “debería complementar a la física, ayudando a hacerla más económica y accesible”, en una red que “necesita conseguir interoperabilidad de principio a fin”. En este sentido, ha recalcado que “Europa necesita un sistema europeo de ferrocarril, no un mosaico”.

Valean ha destacado, asimismo, la importancia de conectar modos de transporte y ha recordado el objetivo de la UE de construir nuevas líneas y secciones, modernizar las existentes y eliminar los cuellos de botella, entre otros. “Será esencial establecer conexiones de última milla entre el ferrocarril y los emplazamientos industriales”, ha manifestado, a su vez, el director general de MAV Hungarian Railways, en representación de la asociación europea de operadores ferroviarios CER, Robert Homolya.

“Europa necesita un sistema europeo de ferrocarril, no un mosaico”
Josef Doppelbauer Director ejecutivo de European Union Agency for Railways

LA NECESIDAD DE VOLVER AL FERROCARRIL ECONÓMICAMENTE COMPETITIVO
En su intervención, el presidente de la asociación Rail Freight Forward, Clemens Fröst, ha destacado que “incluso después de 2030, con el despliegue de las nuevas tecnologías en la carretera, el ferrocarril seguirá consumiendo menos energía y, por lo tanto, será más sostenible”. Además, ha afirmado que existen tres palancas básicas para acelerar el cambio multimodal: seguir apostando por las líneas de trabajo ya iniciadas, por ejemplo, en digitalización para que el transporte multimodal sea más fácil de utilizar; establecer una estructura europea de alto rendimiento; y asegurar unas condiciones económicas interfronterizas justas.

En este último punto, Föst ha señalado que “los volúmenes de la industria pesada en Europa no crecen y, si se quieren incrementar los volúmenes, necesitamos extender nuestra base de clientes a pymes con envíos pequeños, así como incluir el tracking en la primera y última milla”. Por otra parte, ha remarcado la necesidad de que “los gestores de infraestructura también reconozcan a las mercancías en sus estrategias”, pues “ahora están más preocupados por aumentar el tráfico de pasajeros, no dejando suficiente capacidad para la carga ferroviaria”.

“El precio todavía es responsable de más del 80% de las decisiones de los cargadores”
Clemens Fröst Presidente de la asociación Rail Freight Forward

Finalmente, el presidente de Rail Freight Forwrad ha lamentado que “el precio todavía es responsable de más del 80% de las decisiones de los cargadores”, aunque cada vez tienen más en cuenta otros factores como la calidad de los envíos. “Los clientes están cada vez más interesados en la multimodalidad y listos para tolerar su creciente complejidad, en comparación a un único modo de transporte, pero el precio será un factor decisivo”, ha concluido. “Necesitamos un cambio de mentalidad de las políticas de transporte e incluir los costes externos en el transporte por carretera, o hacer al ferroviario más barato, para conseguir un mix de transporte macroeconómico óptimo”.