20 de abril de 2021 | Actualizado 18:02

El Gobierno fija nuevos mínimos de biocarburantes para este año y el próximo

El Ejecutivo ha marcado un objetivo de consumo del 9,5% para 2021 y del 10% para 2022 y planea su reducción progresiva a partir de 2024

El Consejo de Ministros, a propuesta del ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, ha aprobado el Real Decreto que fomenta el uso de los biocarburantes y regula los objetivos de venta o consumo para 2021 y 2022. La norma establece una obligación de penetración de biocarburantes sobre el total de ventas de combustibles en el transporte del 9,5% para 2021 y del 10% para 2022. Estos objetivos se fijan en línea con los establecidos en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) 2021-2023, donde se marca una cuota mínima de energía renovable en el transporte del 28% en 2030.

La regulación vigente fijaba metas hasta 2020, por lo que “resultaba necesario” marcar nuevas contribuciones mínimas de biocarburantes para alcanzar los objetivos estratégicos de descarbonización y de energías renovables en el transporte establecida por la normativa comunitaria para el año 2030, han manifestado desde el ministerio de Transición Ecológica. Con esta nueva normativa, se desea fomentar la inversión entre las empresas del sector, lo que “estimulará la economía circular e impulsará nuevos proyectos vinculados a las energías renovables”. 

El Gobierno define a los biocarburantes como “solución puente” y planea que dejen de utilizarse para 2030

El Gobierno asegura que estas medidas “favorecerán la reducción de emisiones de gases efecto invernadero asociadas a este sector” y confían en que el fomento en el uso de biocarburantes sea “una pieza clave” de la transición energética. “En el medio y largo plazo, la movilidad eléctrica constituye una alternativa sostenible a los vehículos con motor de combustión”, ha explicado el Ejecutivo. Por ello, sostiene que los biocarburantes son tan solo una “solución puente” para aumentar el peso de las energías renovables, debido a que una utilización excesiva de estos biocarburantes implicaría un riesgo elevado de aumento de emisiones de gases efecto invernadero. 

Por ello, el ministerio de Transición Ecológica también fijará una senda para la reducción progresiva de estos biocarburantes entre 2024 y 2030 para que dejen de utilizarse antes del fin de esta década. Además, mediante resolución, se definirán cuáles son estos biocarburantes con arreglo a la normativa comunitaria y se establecerá el porcentaje máximo que podrán tener para el cumplimiento del objetivo de venta o consumo.

Centro de preferencias de privacidad

Anuncios

Estadísticas

Google Analytics