7 de diciembre de 2021 | Actualizado 6:02

Barcelona deja atrás la moratoria para transportistas en su zona de bajas emisiones

El transporte prevé movilizarse contra la prohibición de entrada de los vehículos pesados en la zona de bajas emisiones a partir de julio
Ayuntamiento de Barcelona

El sector del transporte de mercancías en Barcelona da por perdida una moratoria para la restricción de entrada de vehículos comerciales ligeros que desde hoy, 1 de abril, se aplica en la zona de bajas emisiones (ZBE) de la capital catalana. “No hemos obtenido ninguna respuesta por parte del ayuntamiento sobre las reivindicaciones que hemos hecho hasta ahora, los vimos muy reacios a conceder un aplazamiento para los vehículos ligeros”, ha valorado el miembro de la junta del Gremio de Transportes y Logística de Catalunya y asesor en Transportes de la patronal Cecot, Joaquim Gil. Según los últimos datos facilitados por el Área Metropolitana de Barcelona (AMB), entorno a 5.000 vehículos de la categoría N1, que incluye tanto furgonetas como pequeños camiones y vehículos auxiliares, se verán afectados.

El secretario general de la Asociación General de Autónomos-Pymes Transportistas de Catalunya (AGTC), Carlos Folchi, ha recordado que las demandas de ampliación de la moratoria respondían a cuatro razones básicas: el estado de alarma, la pandemia, la recesión económica y la falta de alternativas tecnológicas. “Hoy en día y, muy a nuestro pesar, estas cuatro circunstancias siguen estando tan vigentes como el pasado mes de junio”, ha detallado. “No entendemos por qué la Administración ha cambiado de criterio”.

Los vehículos sin distintivo de la DGT podrán pedir autorizaciones de 24 horas un máximo de diez días al año

Por su parte, desde el Ayuntamiento de Barcelona han recordado que los vehículos sin distintivo de la DGT podrán pedir autorizaciones de 24 horas hasta un máximo de diez días al año. Asimismo, los titulares de furgonetas que acrediten la compra de otra apta para circular en la ZBE podrán solicitar una acreditación excepcional hasta que reciban el nuevo vehículo. “Ambos colectivos han dispuesto de unos meses más para sustituir los vehículos más contaminantes”, han recalcado. Las nuevas medidas afectarán a los días laborables, entre las siete de la mañana y las ocho de la tarde.

FUTURAS MANIFESTACIONES PARA MORATORIAS DE LOS VEHÍCULOS PESADOS
Aunque los transportistas ven difícil que la Administración Pública dé marcha atrás en su decisión de aplicar las nuevas medidas para vehículos ligeros, aspiran a conseguir una moratoria en la prohibición de entrada de vehículos pesados a partir de julio. “En el conjunto del sector hemos valorado que, de no prorrogarse, unos 2.000 vehículos se verán afectados, lo cual pondría en serio riesgo la distribución y logística de Barcelona y su área de influencia”, ha señalado el secretario general de AGTC. El sector, que se reunió por última vez con el Ayuntamiento de Barcelona y el AMB el pasado 10 de marzo, prevé iniciar movilizaciones entre finales de abril y principios de mayo si no se consigue una solución satisfactoria.

“No hemos obtenido ninguna respuesta por parte del Ayuntamiento sobre nuestras peticiones”
Joaquim Gil Miembro de la junta del Gremio de Transportes y Logística de Catalunya

“En el actual contexto de crisis económica el sector está muy tensionado, puesto que son miles los puestos de trabajo en riesgo”, ha destacado Folchi. “Los autónomos y pymes están concienciados de lo mucho que se juegan y constantemente recibimos llamadas de profesionales con voluntad de manifestarse y, de llevarse finalmente acabo las movilizaciones previstas, serían masivas”. Los transportistas quieren ampliar la moratoria, según han explicado, para superar una crisis económica que “imposibilita renovar las flotas de vehículos”. Asimismo, esperan que la ampliación sirva “para que la Administración haga los deberes y cumpla con los compromisos”, según han detallado desde la asociación. Concretamente, para homologar un sistema de filtros o catalizadores “a precios razonables” que permita reconvertir los vehículos; fijar un plan de ayudas económicas “sólido y en cuantía suficiente” para renovar las flotas; y “trazar un plan realista y con seguridad jurídica para la progresiva transformación del sector, atendiendo a la realidad de la tecnología existente y a la capacidad económica de sus profesionales”.

AFECTACIÓN DE LAS MEDIDAS EN EL PUERTO DE BARCELONA
A diferencia de los vehículos ligeros, que se destinan especialmente para la distribución de mercancías dentro de la ciudad, en el caso de los pesados acostumbran a entrar y salir de la ciudad para la carga y descarga en el puerto de Barcelona. Por ello, de aplicarse las nuevas medidas, desde el Gremio de Transportes y Logística de Catalunya han advertido que los camiones se verán obligados a dar una vuelta de unos 40 kilómetros por la zona franca, en vez de utilizar la ronda litoral, para acceder al puerto. Cabe destacar que la zona más meridional de la ciudad, donde se encuentra la zona industrial y el puerto, quedará excluida de la nueva normativa.