21 de abril de 2021 | Actualizado 11:38

El puerto de Cartagena adjudica obras de mejora en los accesos a Escombreras

Los trabajos buscan mejorar las infraestructuras de dos de los muelles con más tráfico de vehículos pesados al día de toda la instalación
Autoridad Portuaria de Cartagena

La Autoridad Portuaria de Cartagena ha adjudicado a las constructoras Etosa Obras y Servicios Buildings las obras de ampliación y mejora del acceso a los muelles Isaac Peral y Príncipe Felipe de la dársena de Escombreras, dos puntos por los que entran diariamente gran cantidad de vehículos pesados. La entidad portuaria aún no ha señalado fecha concreta de inicio de los trabajos, que afirma que comenzarán “en breve” y que tendrán una duración de cuatro meses. Estas actuaciones se incluyen en el marco del Plan de Acción Inmediato para la Recuperación Económica tras el Covid-19, que supone una inversión de 200 millones de euros, divididos en cinco bloques que contemplan 50 actuaciones.

Las obras en los accesos a los citados muelles costarán más de 512.000 euros y comprenderán una superficie de unos 5.000 metros cuadrados y una longitud de aproximadamente 310 metros. El plan de acción prevé una reordenación de los carriles de acceso a los muelles y una renovación del suelo para dar mayor fluidez y seguridad en la circulación de vehículos. La presidenta de la Autoridad Portuaria de Cartagena, Yolanda Muñoz, ha calificado esta obra como “muy necesaria en dos muelles destinados a nuestros principales tráficos, como los graneles sólidos, líquidos y gas natural licuado“. Estos trabajos, según comenta, permitirá traer nuevos tráficos al puerto para posicionarlo como “referente europeo” y reactivar la economía.

La reordenación de carriles y la renovación del suelo son dos de las acciones prioritarias de esta actuación

Por otro lado, se instalará un nuevo sistema de alumbrado LED siguiendo la estrategia de sostenibilidad que persigue el puerto para mejorar la eficiencia energética. Como última acción, se prevé la limpieza y mejora de los elementos del drenaje superficial, la renovación de la señalización, la mejora del pavimento peatonal para controlar las entradas y la instalación de una estación de aforo de última generación alimentada con paneles solares.