21 de abril de 2021 | Actualizado 18:02

Jungheinrich mejora los resultados previstos en el primer año de pandemia

El coronavirus ha motivado una contracción de sus principales resultados económicos, pero han sido menores de lo esperado
Jungheinrich

La proveedora intralogística Jungheinrich ha cerrado el año fiscal 2020 con unos mejores resultados de lo anticipado durante la pandemia, según ha asegurado. La compañía ha alcanzado una facturación de 3.809 millones de euros, con una caída del 6,5% interanual. En concreto, el valor en las entradas de pedidos, que incluye carretillas nuevas, de alquiler, carretillas de ocasión y servicio postventa, ha sumado 3.777 millones de euros, el 3,7% menos. Asimismo, al analizarlo en unidades, la intralogística alemana ha alcanzado los 111.400 pedidos (-8,6%). “Gracias a la rápida aplicación de medidas para reducir costes y mejorar la eficiencia, así como a nuestra firme decisión de asegurar la liquidez, conseguimos limitar los efectos negativos de la pandemia sobre nuestro negocio”, ha valorado el presidente del consejo de administración de Jungheinrich, Lars Brzoska.

Por su parte, el Ebit de la compañía se ha situado en los 218 millones de euros (-17,1%) y el resultado después de impuestos ha descendido a los 151 millones (-14,7%). No obstante, “a 31 de diciembre de 2020, teníamos un saldo neto positivo de 194 millones de euros, cuando en ese mismo punto del año anterior había un endeudamiento neto de 172 millones”, han recalcado la compañía. “Los propulsores de esta evolución tan favorable fueron las reducciones de las inversiones y de la flota de alquiler, así como la liberación de capital de trabajo”.

Jungheinrich vaticina para 2021 una facturación de entre 3.900 y 4.100 millones de euros

“Precisamente en estos tiempos coyunturalmente tan difíciles, es cuando cobra gran valor un balance saneado y una liquidez sólida, que permitan en todo momento estar en disposición de aplicar las medidas estratégicas necesarias y garantizar la independencia financiera del grupo”, ha añadido el director financiero del grupo, Volker Hues. En este sentido, para agradecer el compromiso de los trabajadores, la compañía les ha abonado una prima especial por un valor total de 13,5 millones de euros a finales de año.

PERSPECTIVAS PARA 2021 Y ESTRATEGIA PARA 2025
De cara a este año, y “teniendo en cuenta la evolución positiva de los últimos meses y las previsiones de crecimiento del Fondo Monetario Internacional”, Jungheinrich espera que el mercado mundial de carretillas crezca “en la banda media” con porcentajes de una cifra. La compañía ha vaticinado una facturación que se situará entre los 3.900 y los 4.100 millones de euros; así como un Ebit de entre 260 y 310 millones. En cuanto al saldo neto, prevé que sea positivo y “bastante por encima” de los 200 millones de euros. “Todas las cifras de previsiones se basan en un crecimiento orgánico”, han recalcado desde la compañía. Brzoska ha concluido que “aunque el año en curso todavía alberga inseguridades debido al coronavirus, somos optimistas con respecto a una evolución positiva del mercado”. Por otra parte, de cara a 2025, la firma centrará su objetivo en incrementar su rentabilidad, eficiencia y sostenibilidad, con medidas, por ejemplo, como la ampliación de su presencia en Europa, China y América del Norte.