5 de diciembre de 2021 | Actualizado 19:42

La incertidumbre en los envíos desde Asia azota a la industria de la automoción

Las empresas de componentes buscan soluciones al aumento de precios y a los problemas de fiabilidad del transporte marítimo de contenedores
Freepik

La logística de la automoción afronta en la actualidad, entre otros muchos desafíos, uno más: una incertidumbre creciente en sus importaciones desde Asia. Las navieras no concretan la fecha de llegada en cuatro de cada diez casos, según datos del Clúster de la Indústria d’Automoció de Catalunya (CIAC), en un sector caracterizado por trabajar con bajos márgenes de stock. “No nos podemos permitir esta incertidumbre”, ha manifestado el gerente del CIAC, Josep Nadal. Asimismo, otro de los temas que centran el debate en el clúster es el aumento de los costes del transporte desde el Lejano Oriente, que en algunos casos han llegado a superar el 1000%. “Hablamos de un problema grave, porque afecta a los costes de las empresas del sector”, ha añadido el experto.

Para debatir estos retos, el clúster organiza de manera mensual reuniones con sus miembros en un grupo de trabajo específico sobre la Ruta de la Seda. Entre los participantes, “todos compartimos el mismo problema: o bien un incremento de precios exagerados o bien una incertidumbre en la eficiencia del transporte que puede ser de entre dos y tres meses respecto a la fecha que marcan”, ha detallado Nadal. En este sentido, también ha recordado que “las empresas pequeñas no lo pueden gestionar igual que las grandes, ya que no tienen la misma capacidad de presionar a las navieras y conseguir precios más razonables”.

“Se iba detectando una tendencia y ha sido en los últimos meses cuando la situación ha estallado”
Josep Nadal Gerente del Clúster de la Indústria d'Automoció de Catalunya (CIAC)

Entre las razones que justifican el actual despunte de precios y aumento de los tiempos de envío, la escasez de contenedores se posiciona como el principal condicionante, al igual que en otras muchas industrias, a lo que se ha unido el incidente del ‘Ever Given’ en el Canal de Suez. Se trata de una situación que CIAC identificó hace unos tres meses y que, según apunta, sucede desde hace medio año. “Se iba detectando una tendencia y ha sido en los últimos meses cuando la situación ha estallado”, han detallado desde el clúster.

Para conseguir resiliencia en las supply chains con Asia, una de las vías que se explora y que han comenzado a ofrecer puertos como el de Barcelona es cargar el camión directamente al buque. Estos servicios de carga rodada desde Asia aportarían, según el clúster, una mayor disponibilidad, alternativas viables al marítimo en caso de necesidad y mejores previsiones de entrega. No obstante, supondría un coste entre dos y tres veces superior al marítimo estándar y el doble de tiempo de transporte respecto a este.

Puertos como el de Barcelona están ofreciendo servicios de carga rodada desde Asia para evitar el contenedor

Para explorar otras posibles alternativas de transporte, CIAC también ha recuperado un estudio que elaboró hace tres años y que valoraba la viabilidad del transporte ferroviaria desde China hacia Europa. Asimismo, otra solución que plantea es la creación de pequeños grupos de compra, sobre todo enfocado a las pymes, para realizarlas de forma agrupada y poder ahorrar. En concreto, ya se han creados grupos para electricidad y para compras no estratégicas como papelería, mensajería o telefonía. En referencia a la falta de semiconductores y al impacto de la pandemia, Nadal ha valorado que “son aspectos que se resolverán y, por tanto, se volverá a la normalidad”. En este sentido, ha concluido: “Los retos reales de la industria son la movilidad, los vehículos eléctricos y la conectividad”.

CADENAS DE SUMINISTRO MÁS REGIONALES, ÁGILES Y CONECTADAS
La industria de la automoción a nivel global se caracteriza por su alta dependencia de China. “De forma general, algunas de las creencias más profundas sobre la globalización y las cadenas de suministro se han puesto bajo presión por la pandemia”, ha señalado DHL en su último estudio. El operador logístico predice que en un futuro se establecerán supply chains más regionales, ágiles y conectadas. En este sentido, el aprovisionamiento más cercano y el aumento del inventario se presentan como posibles vías para superar los actuales retos del sector. Asimismo, DHL ha señalado que las fusiones y adquisiciones estimulará las redes compartidas para consolidar costes y redefinir la oferta de productos.