17 de octubre de 2021 | Actualizado 6:29

Valencia reduce una tercera parte su huella de carbono a pesar del incremento de tráficos

El puerto ha disminuido su huella de carbono el 30% entre 2008 y 2019, periodo en el que el tráfico creció el 42%
Autoridad Portuaria de Valencia

La huella de carbono del puerto de Valencia se ha reducido el 30% desde 2008 a 2019, pasando de 3,19 kilogramos a 2,23 kilogramos de CO2 por tonelada manipulada. En el mismo periodo, la actividad del enclave valenciano ha crecido el 42%, al pasar de 52 millones de toneladas gestionadas en 2008 a los 74 millones de toneladas registrados al cierre del ejercicio de 2019. El estudio de la huella de carbono lo elabora la Universidad Politécnica de Valencia y los datos son verificados por la auditoría internacional Lloyd´s conforme a la norma 14064. La Autoridad Portuaria de Valencia ha afirmado que estas cifras “posicionan al puerto como referente internacional en desarrollos y estrategias portuarias de descarbonización, al mostrar con hechos y cifras concretas que el crecimiento de la actividad económica no está reñido con la reducción de CO2”.

El enclave señala que no está reñido el crecimiento de la actividad con la reducción de emisiones

La institución portuaria ha destacado que el compromiso de lucha contra el cambio climático y la reducción de emisiones de CO2 y otras partículas contaminantes “se materializa con proyectos concretos para conseguir el objetivo de cero emisiones en 2030, adelantándose dos décadas a los objetivos que España, Europa y los organismos internacionales han proyectado para 2050″. Los principales objetivos de la estrategia de cero emisiones en 2030 son promover la descarbonización, incorporar la economía circular e impulsar la transformación digital en los puertos que gestiona la Autoridad Portuaria de Valencia.

En esta línea, el puerto de Valencia ha destacado proyectos que ya tiene en marcha como la construcción de la subestación eléctrica para permitir la conexión de los buques atracados en el enclave. Además, ha reseñado iniciativas como los estudios de viabilidad para la instalación de un parque eólico, construcción y mejora de conexiones ferroviarias, la implantación de energía solar fotovoltaica, la sustitución de la flota de vehículos por híbridos y eléctricos o los cambios de luminaria. Asimismo, dentro de las iniciativas de colaboración público privada, ha reseñado la desarrollada junto a Baleària para el uso de combustibles más limpios como el Gas Natural Licuado o el proyecto H2Ports que desarrolla tres proyectos pilotos relacionados con el hidrógeno.