17 de mayo de 2021 | Actualizado 11:01

El puerto de Tarragona generará nuevas alianzas en el marco de su plan de sostenibilidad

La entidad portuaria prevé participar en proyectos para la utilización de hidrógeno como combustible alternativo
Puerto de Tarragona

La Autoridad Portuaria de Tarragona ha incorporado a su plan de sostenibilidad dos nuevos objetivos y seis acciones adicionales. En concreto, la entidad se ha propuesto implementar nuevos canales de comunicación y generar nuevas alianzas. En el marco del primer objetivo, puso en marcha en noviembre de 2020 un espacio de opinión para fomentar la comunicación bidireccional, formado por unos 20 representantes del tejido social y cultural del entorno, a lo que se le sumará próximamente un panel económico para interactuar con representantes y expertos empresariales de su hinterland. Asimismo, prevé implementar un sistema de alerta para los usuarios de la zona del dique de Levante, para avisar sobre la afectación por episodios de partículas en días de fuerte viento.

“Se trata de la instalación de una pantalla informativa para mostrar las recomendaciones más adecuadas para las personas usuarias de esta zona”, ha detallado la autoridad portuaria. Por otra parte, también fomentará nuevas alianzas con acciones como la participación en la Vall de l’Hidrogen de la Catalunya Sud, y en proyectos para la utilización del hidrógeno como combustible alternativo. En relación a ello, la autorida portuaria ha recordado que su plan de sostenibilidad es “un compromiso y un documento vivo que, además de ayudar a la programación de las acciones para luchar contra el cambio climático, añade transparencia y rendimiento de cuentas en unos retos, como cuidar del medio ambiente y la economía sostenible”.

Ya ha alcanzado dos de sus objetivos ocho meses después del lanzamiento del plan de sostenibilidad

La primera versión del documento recogía 23 objetivos y 82 acciones reunidas en tres bloques: sostenibilidad ambiental, crecimiento sostenible y compromiso social. Después de ocho meses de funcionamiento, hasta marzo de 2021, seis de sus objetivos ya están ejecutados en más del 50% y dos se han alcanzado completamente. Por ejemplo, el desmantelamiento de la fábrica de cemento ubicada en el muelle de Aragó, con el cambio de actividad de la zona concesionada; o la eliminación de las pérdidas en la red de agua, tanto por fugas como por consumos incontrolados, con su monitoreo mediante nueva tecnología.

Asimismo, se suman la voluntad de mejorar la gestión de animales domésticos y fauna salvaje con acciones preventivas y correctivas; así como la creación de nuevas zonas verdes, la colocación de hoteles de insectos y cajas nido para halcones y pájaros insectívoros. En este sentido, otro objetivo con más del 50% ejecutado es la mejora de la calidad del aire. En concreto, con nuevas instrucciones en las operativas para las familias de graneles, con el seguimiento de las emisiones de benceno en el muelle de Costa y con el seguimiento de la presencia de metales pesados en los puntos de control. La recuperación del ecosistema marino con la instalación de Seabins, unas papeleras que recogen la basura flotante en el mar, también figura entre sus retos a abordar; así como la restauración de la vida marina de interés comercial en Tarragona mediante biótopos, entre otros.