17 de mayo de 2021 | Actualizado 18:44

Maersk mejora sus previsiones para 2021 por el crecimiento de la demanda y de los fletes

La naviera prevé que los cuellos de botella, la escasez de contenedores y el incremento de fletes continúen hasta el cuarto trimestre
Maersk

La naviera danesa Maersk ha modificado al alza sus previsiones para el año 2021 por el resultado obtenido en el primer trimestre y la situación excepcional del mercado. La compañía espera que el crecimiento de la demanda, que provoca cuellos de botella en la cadena de suministro y escasez de contenedores, unido a los incrementos que sufren los fletes marítimos, continúen hasta bien entrado el cuarto trimestre de 2021. Por ello, “la perspectiva del crecimiento de la demanda del mercado global para 2021 se ha revisado a entre el 5% y el 7%, cuando anteriormente estaba situada entre el 3% y el 5%”, ha indicado Maersk, “principalmente impulsada por los volúmenes de exportación de China a Estados Unidos”.

La compañía espera un crecimiento de la demanda global entre el 5% y el 7% para el presente ejercicio

En este sentido, la naviera ha indicado que también ha revisado al alza su Ebitda para este año, que espera que se sitúe entre 10.770 millones de euros y 12.425 millones de euros, cuando su previsión inicial era de entre 7.040 millones de euros y 8.700 millones de euros. En el caso de los beneficios antes de impuestos (Ebit), la compañía estima un rango de entre 7.450 millones de euros y 9.110 millones de euros, mientras la anterior cifra que manejaba era de entre 3.560 millones de euros y 5.220 millones de euros. Maersk ha subrayado que las condiciones “comerciales para los próximos trimestres siguen estando sujetas a una volatilidad superior a lo normal”. Como causas de esta situación, ha señalado “los posibles cambios en los patrones de demanda actuales y las interrupciones en las cadenas de suministro junto a la escasez de equipos que afectan a las tarifas de transporte de contenedores a corto plazo”.

Por lo que respecta a la inversión, Maersk ha anunciado que la acumulada para el periodo 2021-2022 se ha elevado a alrededor de 5.800 millones de euros. Este incremento se debe a un gasto “de capital más alto para introducir contenedores adicionales para aliviar los cuellos de botella actuales y mejorar la fiabilidad del servicio marítimo y el crecimiento orgánico en logística y servicios”. Durante el primer trimestre del año, la naviera ha obtenido unos ingresos de 10.273,1 millones de euros, un Ebitda de 3.314 millones de euros y un Ebit de 2.568,2 millones de euros. Los volúmenes en el transporte marítimo se han incrementado el 5,7% con respecto al mismo periodo del año anterior, mientras que el promedio de los fletes ha crecido el 35%, según los datos aportados por la compañía.