24 de octubre de 2021 | Actualizado 8:02

El transporte por carretera reclama simplificar trámites para atraer jóvenes al sector

La colaboración público privada y la experiencia de las empresas son elementos clave para formación y la atracción de talento a la profesión
Grupo Torres

Las empresas de transporte por carretera, junto a los centros de formación y los alumnos de Formación Profesional (FP) y certificados de profesionalidad han reclamado la simplificación de los trámites de acceso a la profesión de conductor profesional para aumentar su atractivo y así paliar la escasez de conductores que sufre el sector. Durante la jornada organizada por la Academia del Transportista, la Fundación Corell y la Asociación de Transporte Internacional por Carretera (Astic) sobre ‘La FP de los conductores profesionales: atracción de talento al transporte’, también se ha puesto de manifiesto la necesidad de establecer un mayor diálogo con las empresas para ajustar la formación a las necesidades reales de los transportistas una vez acceden al mundo laboral.

En este sentido, el director ejecutivo de la Academia del Transportista, Luis Miguel Soto, ha destacado que el itinerario de formación “es muy complejo” y ha expuesto las diferentes administraciones que intervienen en el mismo: “La Dirección General de Tráfico a través de los permisos de conducir; el ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana con el CAP (Certificado de Aptitud Profesional) para conductores; y el ministerio de Educación y Formación Profesional a través de los certificados de profesionalidad y el grado medio de Técnico en Conducción de Vehículos de Transporte por Carretera”. Sobre este último, Soto ha señalado que ha arrancado “con más sombras que luces por la falta de armonización entre estas administraciones”. Asimismo, ha demandado una armonización “de la relación entre centros de formación, alumnos y empresas para atraer ese talento”.

La falta de armonización entre administraciones es otra barrera para acceder a la profesión

El director de Proyectos de la Fundación Berstelmann, Juan José Juárez, ha apuntado dos debilidades para la atracción de conductores. “La primera de ellas es la conciliación. Estamos ante una generación que valora más conciliar el trabajo con el ocio o la familia y la segunda es la posibilidad de conseguir competencias para crecer en las empresas o en otras compañías. Si no damos respuesta a estas dos preguntas, no obtendremos los resultados deseados”. Por su parte, el director del Centro de Formación Profesional para el Empleo APEC, Roberto González, ha citado el obstáculo que supone “no poder concluir el certificado de profesionalidad si no se tiene el permiso de conducir” y ha subrayado “la falta de conexión entre las diferentes administraciones que hace difícil que podamos despegar en muchas ocasiones”. Por su parte, el director del Centro de Formación Profesional para el Empleo Oliván, Javier Oliván, ha resaltado la necesidad de colaborar con las empresas “para que los alumnos puedan conocer el mundo laboral realmente y que la formación que damos sirva para el empleo al que va destinada”.

UNA FORMACIÓN PROFESIONAL ALEJADA DE LA REALIDAD
El antiguo alumno del grado medio de Técnico en Conducción de Vehículos de Transporte por Carretera, Héctor Maestro, ha afirmado durante la jornada que la formación que ha recibido “no se corresponde con la profesión en nada”. Maestro ha señalado en su intervención que su experiencia formativa “ha sido negativa, por desgracia”, y ha instado a la Administración “a apostar por esta formación para que tenga más recursos, ya que al principio no teníamos profesor y no hemos visto un autobús ni un camión”. El antiguo alumno, ahora conductor profesional, ha destacado que es “una enseñanza nueva, pero debe hacerse eco de la experiencia de las empresas para adecuarla a la realidad de lo que me he encontrado en el mundo laboral”.

Las empresas han destacado la Formación Profesional como un sistema “mejor que el tradicional”, en opinión del jefe del departamento legal de XPO Logistics en Iberia y Marruecos, Tomás Leiva. “Con la FP, casi tenemos la certeza de que el solicitante viene motivado por vocación”. Leiva ha señalado que los futuros conductores deben tener conocimientos técnicos “como la conducción eficiente para reducir el impacto de nuestra actividad”, competencias profesionales como los idiomas y la informática y competencias personales “porque son los embajadores de nuestras empresas ante los clientes”.

“Con una emergencia laboral como la que tiene España, somos un sector que ofrece empleo”
Ramón Valdivia Director general de Astic

Por su parte, el director general de Astic, Ramón Valdivia, ha destacado que la Administración “debe orientar a los alumnos hacia este sector, porque con una emergencia laboral con un paro juvenil del 40% en España, somos un sector que ofrece empleo y que debe estar en el radar de la gente joven”. Asimismo, ha reiterado la necesidad de fondos para la formación en el sector, cuestión que también ha sido indicada por el presidente de la Fundación Corell, Miguel Ángel Ochoa, que ha subrayado que los “3,8 millones de euros del ministerio de Transportes para la formación de los que ya están trabajando en el sector es muy escasa”.

Desde el ámbito público, el director general de Transporte Terrestre del ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Jaime Moreno, ha destacado que están trabajando “en simplificar el conjunto de distintas formaciones para facilitar el acceso a la profesión”, y ha señalado que el papel del ministerio “es escuchar a los expertos del sector para que la formación sea efectiva”. El director de gabinete de la secretaría general de Formación Profesional, Julio Mariano Carballo, ha resaltado la modificación del Real Decreto 1224/2009 “que ha tenido lugar en el mes de marzo y que permite a los conductores en activo, acreditar su experiencia profesional en un procedimiento abierto de forma permanente”.

España es el país con menor acreditación profesional en el sector del transporte por carretera

Carballo ha recordado que España “es el país con menor acreditación profesional en este sector y esto debe cambiar”. “Para este proceso, disponemos de más de 800 millones de euros en los próximos tres años para todas las profesiones del catálogo del Real Decreto”, ha anunciado. La subdirectora general de Formación y Educación Vial de la Dirección General de Tráfico, María José Aparicio, ha recordado la reducción de “las edades para la obtención del permiso de conducir que se ha adoptado como medida para hacer más atractiva la profesión”. Además, ha anunciado la próxima introducción de la formación en seguridad en la estiba para el transporte por carretera.