8 de mayo de 2021 | Actualizado 8:59

Boluda Tenerife y Paceco modificarán una grúa pórtico de propulsión eléctrica a hidrógeno

La iniciativa de las dos compañías será incluida en el fondo Puertos 4.0 y pretende alcanzar las cero emisiones en terminales portuarias
Boluda Corporación Marítima

La terminal Boluda Maritime Terminals Tenerife participará con Paceco Momentum en un proyecto incluido en el fondo Puertos 4.0 para la modificación de la propulsión eléctrica de una grúa RTG Trastainer o de patio mediante la utilización de tecnologías disruptivas de hidrógeno y pilas de combustible PEM de alto rendimiento. El objetivo, ha indicado Boluda Corporación Marítima, es alcanzar las cero emisiones de CO2, gases con efecto invernadero y partículas contaminantes en las terminales, con lo que se contribuirá a mejorar la calidad de vida en los entornos portuarios. En este sentido, Boluda ha respaldado la creación del proyecto “Clúster Hub Hidrógeno Renovable Canarias”, promovido por Disa y Enagás, y que cuenta con la participación de una veintena de entidades públicas y compañías privadas.

El clúster del hidrógeno en Canarias requiere en su primera fase una inversión de 100 millones de euros

Esta alianza pretende impulsar la producción, distribución y comercialización de hidrógeno verde con el propósito de contribuir a la progresiva descarbonización del archipiélago. Boluda ha indicado que en su primera fase, el clúster requiere una inversión de 100 millones de euros, que pueden llegar hasta los 1.000 millones de euros en 2030, asociado al nivel de crecimiento de este consumo como alternativa energética limpia. Esta iniciativa, ha apuntado el holding empresarial, aspira a obtener cofinanciación pública a través de los fondos europeos Next Generation.

La infraestructura planteada para esta primera fase tendría una capacidad para producir cerca de 1.000 toneladas de hidrógeno verde al año. El uso del mismo, ha señalado Boluda, permitiría reducir las emisiones de CO2 en 10.400 toneladas. En el proyecto de Disa y Enagás, el agua empleada para la producción de hidrógeno verde procede del mar y es sometida a un proceso de desalación con energía también renovable. La producción de esta energía se realizará en dos plantas, situadas en cada una de las islas capitalinas. El clúster utilizará, desde su creación, herramientas digitales como IoT (Internet de las Cosas) y blockchain, con el objeto de crear un sistema de certificados y garantías de origen del hidrógeno producido.

Centro de preferencias de privacidad

Anuncios

Estadísticas

Google Analytics