18 de mayo de 2021 | Actualizado 18:44

Höegh Autoliners escalará en Santander con sus car carriers de mayor capacidad en 2023

Las nuevas unidades se incorporarán al servicio regular que une el puerto cántabro con Australia, Sudáfrica y Oceanía
Un momento del encuentro entre directivos de Höegh y del puerto de Santander | Autoridad Portuaria de Santander

El primero de los buques de la serie Aurora Class de la naviera Höegh Autoliners escalará a finales de 2023 en el puerto de Santander para incorporarse a la línea entre la capital cántabra, Australia, Sudáfrica y Oceanía. Los nuevos barcos, según ha destacado la Autoridad Portuaria de Santander, “tendrán la mayor capacidad mundial en su categoría de Pure Car and Truck Carrier (PCTC), con una capacidad de transporte de 9.100 vehículos”. Así lo ha anunciado el director de Höegh Autoliners en España, Iñaki Echeverría, en la reunión que ha mantenido con el presidente de la institución portuaria, Francisco Martín.

Los nuevos Pure Car and Truck Carriers tendrán una capacidad para 9.100 vehículos

Será el primero de una nueva tipología de barcos con mayor capacidad y más sostenibles medioambientalmente que la naviera está desarrollando y que contribuirá de manera significativa a la reducción de la huella de carbono en el transporte marítimo. Echeverría ha señalado que esta nueva serie “es la más ecológica y eficiente que existe en la actualidad. Cuenta con un sistema de propulsión híbrido y con combustible de Gas Natural Licuado (GNL), amoníaco verde y 1.500 metros cuadrados de paneles solares, lo que reducirá el 80% sus emisiones a la atmósfera”.

Francisco Martín ha destacado que la llegada de estos nuevos buques “contribuirán a aumentar el tráfico en Santander y lo harán de una manera extraordinariamente limpia”. El presidente de la autoridad portuaria ha recordado que la institución está adaptando sus infraestructuras “para adaptarlas al cambio de capacidad y combustibles de las flotas”. “Estamos aumentando la capacidad de almacenamiento para el tráfico rodado mediante la construcción de un silo vertical que supone una inversión de más de 17 millones de euros“. Martín ha apuntado que el puerto está trabajando también en la mejora del ferrocarrril “para contribuir a la reducción de las emisiones en el transporte terrestre de vehículos”.