17 de junio de 2021 | Actualizado 6:00

Hapag-Lloyd dispara sus beneficios hasta marzo pese a la congestión en los puertos

El gigante marítimo ha cerrado el primer trimestre con 1.203 millones de euros de beneficios y una caída del 2,6% de los volúmenes
Hapag-Lloyd

La naviera alemana Hapag-Lloyd ha registrado en el primer trimestre de 2021 un incremento de los ingresos del 33% en términos interanuales, hasta alcanzar los 4.067 millones de euros. Aunque sus volúmenes han caído el 2,6%, con 2,97 millones de teus, el incremento de los fletes ha compensado este declive, con una media de 1.243 euros por teu (+37,9%). Esta coyuntura ha permitido al grupo marítimo cerrar los tres primeros meses del año con unos beneficios de 1.203 millones de euros, una cifra claramente superior a los 25 millones alcanzados hasta marzo de 2020. Asimismo, el descenso de los volúmenes se justifica por la congestión de los puertos e infraestructuras del hinterland en diferentes enclaves por la escasez de buques y contenedores disponibles, según ha explicado la naviera.

“Nos hemos beneficiado de unos fletes más altos, especialmente en el mercado de spots”
Rolf Habben Jansen Consejero delegado de Hapag-Lloyd

“Como consecuencia del alta demanda en el transporte de contenedores, nos hemos beneficiado de unos mejores precios de carga, especialmente en el mercado de spots”, ha explicado el consejero delegado de Hapag-Lloyd, Rolf Habben Jansen. “Además, los precios del combustible han sido más bajos que en 2020”. En concreto, han sido el 27% más bajos, con una media de 316 euros por tonelada en el primer trimestre de 2021, hecho que ha influenciado positivamente en los resultados. Por otra parte, el Ebitda del periodo se ha situado en los 1.584 millones de euros, en comparación a los 469 millones de 2020; y el Ebit, en 1.277 millones, una cifra superior a los 160 millones anteriores. Cabe destacar que las cifras económicas de Hapag-Lloyd se vieron afectadas en el primer trimestre de 2020 por la adopción de la IMO 2020.

En vista de estos resultados, la compañía marítima ha augurado un Ebitda y Ebit para el cierre del año “claramente superior” al de 2020. No obstante, pese a que los volúmenes continuarán al alza en el segundo trimestre, Hapag-Lloyd prevé una gradual normalización de los resultados financieros para la segunda mitad del año, en unas previsiones sujetas a la incertidumbre que la pandemia conlleva. En concreto, debido a la volatilidad de las tasas de la carga, a retos operacionales como los cuellos de botella en las infraestructuras o a la dificultad de predecir el futuro curso de la economía. “Aunque nos mantenemos positivos, las ramificaciones de la Covid-19 y la congestionadas supply chains continúan siendo un gran reto para los actores del mercado”, ha concluido Rolf Habben Jansen. “Haremos todo lo que podamos para ayudar a normalizar este difícil entorno de mercado y pondremos a disposición tanta capacidad como sea posible”.