22 de septiembre de 2021 | Actualizado 13:21

El túnel del Coll de Lilla conectará al puerto de Tarragona ocho veces más rápido

Los vehículos pesados tardan 16 minutos en cruzar la N-240 y, con la entrada en servicio del nuevo tramo, lo harán en solo dos minutos
Obras en el lado de Valls del túnel del Coll de Lilla | Ministerio de Transportes

La Autoridad Portuaria de Tarragona ha reivindicado el papel clave que jugará el túnel del Coll de Lilla para la mejora de su competitividad. La autovía A-17 es una infraestructura de alta capacidad que conectará Tarragona y Lleida por Montblanc y que aspira a mejorar el flujo de mercancías y viajeros. De esta forma, servirá de alternativa a la carretera N-240, “muy congestionada y más lenta que la futura autovía”, según han asegurado desde el puerto. Actualmente, los vehículos pesados cargados tardan 16 minutos en cruzar la N-240 y, con la entrada en servicio del nuevo tramo, un camión a 90 kilómetros por hora tardaría dos minutos en cruzar el túnel.

“Contribuirá a una mayor eficiencia de consumo energético en el transporte por carretera”
Josep Maria Cruset Presidente de la Autoridad Portuaria de Tarragona

“La puesta en marcha del túnel del Coll de Lilla reducirá los tiempos y costes en la conexión del puerto con Lleida y Aragón, permitiendo más movimientos diarios, hecho que aumentará la competitividad”, ha destacado el presidente del puerto de Tarragona, Josep Maria Cruset. “El túnel contribuirá a una mayor eficiencia de consumo energético en el transporte por carretera y es una contribución para conseguir una actividad económica sostenible, objetivo que está alineado con nuestros valores”. Según ha explicado Cruset, hay un movimiento de 14.000 vehículos diarios entre Tarragona y Valls, de los cuales 2.000 son camiones; así como unos 3.000 en el tramo que discurre entre Valls y Montblanc.

Esta reducción de tiempo “supondrá que un camión podrá realizar dos viajes al día entre Tarragona y Lleida”, con un ahorro estimado de 5,85 euros por camión y trayecto, teniendo en cuenta el combustible y el uso del tiempo. Ahora, los vehículos pesados solo pueden realizar un viaje y medio entre Lleida y el recinto portuario tarraconense. Desde la autoridad portuaria también han destacado que este hito permitirá la conexión de forma más rápida para los cereales, uno de los principales tráficos que se verá beneficiado.