26 de julio de 2021 | Actualizado 15:11

La línea ferroviaria Huelva-Sevilla contará con dos nuevos apartaderos de 750 metros

El puerto onubense incrementa hasta los 11 millones de euros su aportación con cargo al Fondo Financiero de Accesibilidad Terrestre Portuaria
La firma se ha realizado en presencia del ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos | Puertos del Estado

La conexión ferroviaria entre Huelva y Sevilla contará con dos nuevos apartaderos para trenes de 750 metros de longitud. Así se recoge en la adenda y prórroga al convenio regulador de 2017 de las aportaciones financieras de la Autoridad Portuaria de Huelva con cargo a este fondo para este proyecto. Este convenio regulaba la contribución de la institución portuaria onubense a las actuaciones de mejora en la mencionada línea, que se ha ampliado con la firma hoy por parte del presidente de Puertos del Estado, Francisco Toledo; la presidenta de la Autoridad Portuaria de Huelva, Pilar MIranda; y la directora general de Planificación Estratégica y Proyectos de Adif, María Luisa Domínguez.

Las estaciones de Salteras y Escacena dispondrán de vías de apartado de 750 metros

La adenda establece el incremento de la financiación de los 2,3 millones de euros para un solo apartadero previstos inicialmente, a los 11 millones de euros y dos apartaderos. La vigencia de este convenio se prorroga por otros cuatro años, hasta julio de 2024. De esta forma, ha señalado Puertos del Estado, las estaciones de Salteras y Escacena dispondrán de vías de apartado de 750 metros. El proyecto, una vez ejecutado, permitirá aumentar el tráfico ferroviario de mercancías y reducir los costes unitarios de explotación de las empresas ferroviarias.

En concreto, ha indicado el organismo, el establecimiento de nuevos puntos de regulación en la línea para permitir el cruce de trenes de hasta 750 metros se traducirá en un aumento de la capacidad de la línea y de la longitud máxima del tren que podrá circular por la misma. “En definitiva”, ha afirmado Puertos del Estado, “tendrá un impacto positivo sobre la reducción de costes externos e internos del transporte”.