17 de enero de 2022 | Actualizado 6:21

ZIM duplica sus ingresos trimestrales por el aumento de fletes y volúmenes transportados

La compañía ha aumentado sus volúmenes transportados el 28% en el primer trimestre y ha alcanzado unos beneficios de 482,67 millones de euros
ZIM

La naviera israelí ZIM, la décima del mundo en capacidad de contenedores, ha cerrado el primer trimestre del año con un precio medio de fletes de 1.580 euros por teu transportado, en comparación a los 890 euros de principios de 2020. Estas cifras suponen un aumento interanual del 76% de media. Este aumento de los precios por sus servicios, unido a un crecimiento del 28% en sus volúmenes transportados, que han ascendido a 818.000 teus, le han permitido generar unos beneficios de 482,67 millones de euros en el periodo. Esta cifra contrasta con las pérdidas de 9,74 millones que la naviera registró entre enero y marzo del año pasado. En concreto, el Ebitda ajustado de la compañía ha subido hasta los 671,7 millones de euros (+744%) y los ingresos totales han sumado un total de 1.420 millones (+112%). En cuanto al Ebit, se ha situado en los 559,54 millones (+2.645%).

“Hemos generado nuestro mayor beneficio neto, Ebitda y cash flow en un trimestre”
Eli Glickman Presidente y director general de la compañía

“Este es un gran momento en nuestros 75 años de historia”, ha valorado el presidente y director general de la compañía, Eli Glickman. “Hemos generado nuestro mayor beneficio neto, Ebitda y cash flow en un trimestre” “Específicamente, hemos reforzado de forma significativa nuestra posición en los tráficos estratégicos y crecientes en el pacífico y dentro de Asia, con nuestro acuerdo de flete a largo plazo para buques portacontenedores duales a gas natural licuado (GNL)”, ha añadido. En concreto, el acuerdo alcanzado con la compañía Seaspan incluye la operación de diez buques de estas características.

Asimismo, el directivo también ha destacado en la consecución de estos resultados “el establecimiento de nuevos servicios para dar respuesta a una necesidad no satisfecha en rutas rentables para generar un crecimiento mayor”. En vista de las actuales cifras, la naviera ha actualizado al alza sus perspectivas para 2021, de forma que ahora espera alcanzar un Ebitda de entre 2.046 y 2.282 millones de euros. Estas estimaciones son el 75% superior que la media del rango de las previsiones anteriores realizadas por el grupo marítimo israelí.